Preocupación entre los ganaderos de la provincia por el aumento de los positivos en tuberculosis

Los animales deben ser sacrificados una vez que se conocen los datos resultantes de los análisis.

El saneamiento ganadero que se está llevando a cabo en las explotaciones de vacuno de la provincia de Salamanca no está dejando un buen sabor de boca entre los profesionales afectados, que denuncian un aumento de los casos positivos en brucelosis.

 

Así lo han hecho saber a este diario profesionales que cada semana acuden al Mercado de Ganado del recinto ferial, que reconocen su preocupación por el aumento de este índice. Además, no se explican el porqué de este incremento que afecta a sus explotaciones después de varios años de "tranquilidad" en este sentido.

 

No en vano, los índices han descendido en gran medida tanto en la Comunidad como en la provincia e incluso algunas explotaciones fueron apartadas a la hora de poder comercializar o no animales. Tampoco hay que olvidar que en la actualidad tan solo se realiza una vuelta en el saneamiento debido a los recortes económicos.

 

Por su parte, en el caso del ganado ovino, los análisis realizados tan solo representan al 25% del ganado total de la provincia, cifra muy baja según los propios ganaderos, "y que no certifica que los animales están bien porque hay muchos que se dejan sin analizar. Imaginamos que los recortes habrán obligado a esta situación", señalan profesionales afectados.