Preocupación en el atletismo salmantino por el uso de la nueva pista cubierta

Clubes, atletas y federación provincial aguardan que el Ayuntamiento se pronuncie sobre el régimen de acceso: no están dispuestos a que tenga un precio inasumible. La delegación prepara un plan de uso y los clubes abogan por un uso intenso y firmar convenios.

La indefinición del Ayuntamiento de Salamanca y, especialmente, de la concejalía de Deportes respecto al régimen de uso de la pista cubierta está generando cierta inquietud entre el atletismo local, tanto en clubes, como en atletas y la propia delegación provincial, que están viendo como sus solicitudes no son atendidas y temen que el equipo de Gobierno se acabe decantando por un modelo de gestión que acabe costando mucho dinero a los usuarios.

 

A día de hoy, el Ayuntamiento no aclara nada sobre el modelo de uso para la flamante pista cubierta de atletismo. Sobre el papel, la gestión de toda la ciudad deportiva está concedida a la misma empresa que se ha encargado de la construcción, San José, que va a explotar las instalacines aplicando los precios públicos aprobados en su día; además, cobrará una subvención por déficit de 1,2 millones al año durante diez años.

 

Sobre el papel, esto supone que los usuarios tendrán que pagar. Por otro lado, existen acuerdos para que clubes y federación puedan usar las pistas del Helmántico en condiciones ventajosas y esto es lo que también quiere el mundo atlético para la pista cubierta. Así se lo han expresado los responsables de la delegación y de clubes al concejal de Deportes, Enrique Sánchez Guijo, en un encuentro informal que tuvieron hace meses. Esto se traduce en la práctica en tener prioridad para organizar el uso y que no tenga coste económico, o que no sea inasumible.

 

Una de las soluciones es firmar convenios de uso y de colaboración, similares a los que ha empezado a hacer el Ayuntamiento con clubes de fútbol y baloncesto para el acceso a instalaciones municipales; en este caso, los clubes de atletismo ofrecen la posibilidad de no pagar y a cambio hacer actividades para el Ayuntamiento.

 

Pero la indefinición está generando inqietud entre atletas y clubes, que se han puesto manos a la obra para concretar también no solo la parte económica, sino el aprovechamiento de la pista. Para ello, la delegación se ha comprometido a elaborar un plan de utilización con sus propuestas para sacar rendimiento a la pista y cubrir sus necesidades de entrenamiento, de clubes y grupos, y competiciones. Este proyecto puede ser un punto de partida para organizar el uso de la pista.

 

Los entrenadores y grupos de entrenamiento abogan por aprovechar al máximo las posibilidades que la nueva instalación ofrece para la preparación óptima de los atletas y se decantan por un uso intenso, centrado fundamentalmente en clubes y atletas federados.

 

Por su parte, los grupos municipales también han empezado a pedir claridad al concejal de Deportes y consideran que el régimen de uso es algo que se tenía que haber aclarado ya con los potenciales usuarios. Ganemos ha pedido firmar convenios y que haya una concurrencia, mientras PSOE y Ciudadanos abogan por facilitar al máximo el uso por parte de los atletas, con bonificaciones económicas para el uso de las instalaciones.