PP y Ciudadanos ocultaron su acuerdo por los impuestos hasta después de las elecciones

Fernández Mañueco y Alejandro González sellaron el acuerdo PP/Ciudadanos por los impuestos con un apretón de manos.

PP y Ciudadanos amplían su pacto a las ordenanzas fiscales y revelan un acuerdo oculto tomado de espaldas al resto de grupos y que se cerró antes de las elecciones. Fernández Mañueco y el portavoz naranja lo 'rubrican' con un apretón de manos.

PP y Ciudadanos están cada vez más cerca en el Ayuntamiento de Salamanca, o al menos cada vez les cuesta menos darse la mano y recurrir a tácticas similares. Así se ha puesto de manifiesto este viernes, cuando los dos grupos se han coordinado para que el alcalde Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz de Ciudadanos, dieran a conocer los términos del acuerdo al que han llegado sobre las ordenanzas fiscales, los impuestos del año que viene, una parte fundamental de los próximos presupuestos. Un acuerdo que han hecho de espaldas al resto de grupos y que han llevado casi por sorpresa hoy a comisión de Hacienda, para acto seguido presentarlo a los medios de comunicación.

 

La estrategia se ha revelado al conocerse que el alcalde anunciaría a las 11.00 horas la estructura de los impuestos municipales para 2017, y que a las 11.30 horas el portavoz de Ciudadanos daría a su vez explicaciones sobre las propuestas de este grupo que el equipo de Gobierno del PP ha aceptado. Todo, de espaldas a los grupos de la oposición.

 

Como ha reconocido Alejandro González en su rueda de prensa, fue el portavoz del PP, Fernando Rodríguez, el que se dirigió a ellos para reeditar el pacto del año pasado para sacar adelante las ordenanzas fiscales. Lo hizo tras pasar el plazo del día 31 de mayo para presentar propuestas. Lo habitual es que los grupos de la oposición hagan sus propuestas en el plazo de alegaciones, que arrancará a finales de julio, y así lo hizo el año pasado el PSOE para sacar adelante muchas de sus propuestas. Pero Ciudadanos ha utilizado el camino que le ha abierto Fernández Mañueco para hacerlo como si fueran gobierno.

 

Además, ha reconocido que el acuerdo viene de muy atrás, tanto como antes de las elecciones. Para entonces ya estaba pactado que el PP permitiría a Ciudadanos introducir propuestas en las ordenanzas fiscales de 2017, pero lo ocultaron a todo el mundo. "No era momento de presentarlo", ha dicho González, que protegió los intereses del partido de cara a una opinión pública que les identifica como la marca blanca del PP y que les ha castigado en cierto modo por eso.

 

Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos ha reconocido que optaron por un acuerdo con el equipo de Gobierno como el año pasado para sacar adelante sus propuestas, en lugar de hacerlo por la vía de las alegaciones; esta fórmula asegura al PP la aprobación de las ordenanzas y a Ciudadanos le evita tener que pactarlas con los dos grupos de la oposición, con los que también podría aprobarlas. Ante las dos opciones, prefiere al grupo popular con el que firmó un pacto de investidura que, cada vez más, es un pacto programático y de gobierno: con sus decisiones ha permitido que el PP saque adelante impuestos y presupuestos, lo más importante.

Noticias relacionadas