PP vasco defiende que la Monarquía no puede ser "contaminada" por un "garbanzo negro o una manzana podrida"

Antonio Basagoiti
Basagoiti advierte de que "una cosa es apartar el corrupto y otra cargarse el sistema"


BILBAO, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, subraya que la Monarquía es "un factor de estabilidad" en España que no puede ser "contaminada" por un "garbanzo negro o una manzana podrida". Asimismo, advierte de que "una cosa es apartar al corrupto y otra cargarse el sistema".

En declaraciones a Radio Popular, recogidas por Europa Press, el líder popular vasco ha defendido que la institución sirve también de imagen al exterior, por lo que muchos de los contratos de las grandes empresas, "vascas muchas de ellas, tienen que ver con la labor diplomática que hace la Casa Real".

A su juicio, aunque se puedan ver "cosas puntuales", la institución es un "factor de tranquilidad y proyección" que sirve para que España tenga posibilidades de crecimiento. "Un garbanzo negro o una manzana podrida no puede contaminar al resto porque esa institución ha sido, es y será muy buena para España", ha remarcado.

"Lo que una persona o dos puedan haber hecho cerca de la Monarquía o en la Monarquía no debe ocultar que es un factor de estabilidad que ayuda a que la política y las cosas transcurran con tranquilidad en España", ha añadido.

En este contexto, ha remarcado que la Monarquía sirve también "de imagen al exterior", por lo que muchos de los contratos de las grandes empresas, "vascas muchas de ellas, tienen que ver con la labor diplomática que hace la Casa Real".

"Una cosa es que uno no haga lo que deba y otra que no defendamos el sistema. Yo defiendo el sistema, creo que no siendo perfecto sirve para dar estabilidad y proyección al país y las cosas vayan mejor que si no tuviéramos Monarquía", ha considerado.

AL CIEN POR CIEN

Por último, ha reconocido que comparte al cien por cien las palabras del Príncipe Felipe al respecto de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y la imparcialidad de los tribunales.

"Una cosa es que reprochemos y seamos muy duros contra aquel que ha hecho lo que no debe, bien sea gerente de un partido o cuñado de no sé quien, y otra es que nos carguemos los partidos, la Monarquía, que dudemos de la Constitución... Una cosa es apartar el corrupto y otra cargarse el sistema", ha concluido.