PP pide que le dejen de "llamar" los mediadores porque no hará "ni caso a los que vienen a hacer negocio con el crimen"

Antonio Basagoiti
Dice que frenará "cualquier deriva tipo Mas" de Urkullu y no se plantea "a día de hoy" apoyar "ninguna iniciativa de fondo"


BILBAO, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, pide que le "dejen de llamar los mediadores y verificadores" porque no va a hacer "ni caso a aquellos que vienen a hacer negocio del crimen de ETA y a justificar su historia planteando una negociación".

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, ha reclamado que no le envíen "más mensajes" ni "más intermediarios" porque el PP no se va a "sentar con aquellos mediadores o verificadores que están al servicio de Batasuna, que están para poner precio a la paz, que están para justificar, aunque sea indirectamente, los 50 años de terror".

"Los vascos vamos a ganar el final del terrorismo, el conjunto de los españoles vamos a ganar a ETA. Y eso no lo va a salvar ningún mediador, ninguno que equivoque Irlanda, con Israel, con el País Vasco. Que al final sólo sirve para que ETA crea que tenga razones que no tiene", ha advertido.

Por ello, ha insistido en que dejen de dirigirse a él "toda esa gente que vive y se está forrando de un supuesto conflicto que sólo existe en la cabeza de los de Batasuna" porque no va a hacer "ni caso a aquellos que vienen a hacer negocio del crimen de ETA, a justificar la historia de ETA planteando una negociación".

Asimismo, el presidente del PP vasco ha censurado las palabras del portavoz abertzale Pernando Barrena en la que afirmaba que la izquierda abertzale no está dispuesta a "abjurar de su pasado", lo que, a su entender, pone en evidencia que "hay partidos que siguen sin cumplir unos mínimos democráticos" y que "no están dentro de ningún reconocimiento a las víctimas como algunos han querido contar ni tienen el mínimo pedigrí democrático".

En su entender, "eso nos tiene que llevar a concluir que nadie debería apoyar ni ayudar a una formación como Bildu, mandada por una Batasuna que no le parecen mal los 900 asesinatos cometidos y que se basa su proyecto político en el crimen de ciudadanos". Por ello, ha señalado que, "independientemente de lo que dijera el Constitucional, los que estamos en política debemos exigirles más y ser muy firmes con ellos porque nadie puede defender nada si se sustenta en crímenes".

"La convivencia en libertad, la paz con libertad sólo se fundamentará en el momento en que quede absolutamente descartado cualquier bondad de lo que hizo ETA y Batasuna", ha insistido Basagoiti, que ha destacado que "se ha dado un gran paso" porque "nos hemos librado de los atentados", pero "ahora tenemos que conseguir librarnos de las ideas fanáticas que sustentaban ese crimen". En su opinión, "esas ideas fanáticas, tengan 21 escaños o tengan 12, deben ser cuestionadas de manera permanente".

También se ha referido al recibimiento que ofreció ayer el Gobierno vasco a las víctimas de abusos policiales que han sido reconocidas por el momento y ha afirmado no compartir "el momento" ni "cómo se están planteando".

Basagoiti ha insistido en que en Euskadi "no hay un problema de torturas o abusos policiales" y ha apuntado que, si bien "por desgracia algunos excesos se producen en todas las democracias, no conozco una sola manifestación, un solo partido político, un solo ciudadano que defienda la tortura". Por el contrario, ha advertido, "sí existen colectivos que amparan la violencia terrorista, que justifican a ETA".

Por ello, ha asegurado que "el problema principal de esta sociedad es ETA" y conseguir que, "además de que no atenten, tienen que desaparecer y nadie los puede justificar". De este modo, ha opinado que es "momento de no mezclar las cosas". "Primero hace falta que ETA desaparezca definitivamente, que no sea justificada. Y luego se podrá hablar de otras cosas", ha señalado.

NI DEVANEOS NI DERIVAS

Por otro lado, ha asegurado que le da "igual" que Euskal Herria Bildu vaya a presentar la candidatura a lehendakari de Laura Mintegi. Además, ha añadido que Iñigo Urkullu, el candidato del PNV, tiene que tener "una oposición firme" y "un contrapeso en el Parlamento", por lo que el PP va a estar "muy activo" y cada vez que tenga "un devaneo, una deriva hacia la radicalidad, hacia el sectarismo o hacia la ruptura independentista, ahí va a estar el Partido Popular poniendo las cosas en su sitio".

"El PP pretende liderar la oposición, dando un proyecto alternativo al nacionalista y que sirva para frenar cualquier deriva tipo Mas que pueda tener Urkullu en la legislatura", ha manifestado el dirigente vasco, que ha afirmado que su partido no tiene "ninguna deuda con el PNV y somos oposición".

En esta línea, ha explicado que "a día de hoy no tenemos intención de respaldar ningún presupuesto, ninguna iniciativa de fondo porque el PNV aún no ha dado ninguna garantía de cuál va a ser su línea política".

REDUCCIÓN DE PARLAMENTARIOS

Tras reiterar la necesidad de "adelgazar" la administración, ha señalado que el PP planteará la próxima semana en el Parlamento vasco su propuesta de reducir el número de parlamentarios vascos a 60 representantes, frente a los 75 actuales.

De este modo, ha abogado por que, en vez de estar "en cosas que son estéticas", se esté en "el fundamento" y, por ello, ha emplazado al resto de partidos de la Cámara a acordar un número de 60 representantes, así como a reducir todo lo que "no es imprescindible". "Entre menos podemos hacer lo mismo", ha asegurado.

En relación a la propuesta de EH Bildu de reformar las dietas de los parlamentarios, ha indicado que "ellos saben más que yo de esto" porque, mientras Basagoiti no ha cumplido cuatro años de parlamentario, "Herri Batasuna, PCTV, Batauna, EH han estado toda la vida e imagino que el sistema es el mismo".