Portugal, 'obligado' a bajar el gasóleo en la frontera con Salamanca

El gobierno del país vecino ha optado por bajar el precio del carburante ante la estampida de camioneros que preferían repostar en territorio español. La medida también favorece a Zamora, Badajoz y Huelva.

Portugal se ha visto obligado a dar su brazo a torcer y bajar el precio de los carburantes en la frontera con Salamanca, con el fin de evitar la 'estampida' de camioneros que ahora repostan en España. De este modo, y ante el temor del ministro de Finanzas, Mário Centeno, el país vecino se ha visto obligado a igualar los precios con España y bajar el gasóleo 13 céntimos en cuatro zonas limítrofes.

 

Se trata de Quintanilha (cerca de Zamora), Vilar Formoso (Salamanca), Elvas (Badajoz) y Vila Verde de Ficalho (Huelva). Al menos eso es lo que publica el diario ABC en una medida a la desesperada del gobierno portugués por evitar la huída de camioneros a repostar en España. La subida de impuestos aplicada se debió a la urgente necesidad del ejecutivo luso de recaudar dinero por el maltrecho estado de sus arcas públicas.

 

La bajada de los 13 céntimos del gasóleo se ha hecho efectiva desde este 15 de septiembre en estas cuatro zonas limítrofes con España, con la frontera con Salamanca como protagonista.

 

Por el momento, esta iniciativa tiene un cariz experimental para comprobar si tiene el éxito deseado por el gobinero portugués y los camioneros comienzan a repostar en territorio luso y no español. En caso positivo, tal vez se prolongue al resto del país y no sólo se circunscriba a los camiones de más de 35 toneladas.