Portugal invertirá 1.385 millones en la línea Aveiro-Vilar Formoso y los puertos de Leixoes y Aveiro

Siete actuaciones vinculadas con la conexión ferroviaria de mercancías y los dos principales puertos de referencia para Salamanca están entre las prioritarias para el Gobierno luso. 

El Gobierno de Portugal ha dado a conocer el informe del grupo de trabajo en el que basará sus prioridades en materia de infraestructura para los próximos años. Un estudio que pone de manifiesto cuáles son las inversiones que más valor aportarán a la economía portuguesa y que antes se acometerán, y en el que siete actuaciones muy favorables a los intereses del puerto seco Zaldesa en Salamanca están entre las señaladas para una mayor inversión y ejecución más temprana.

 

El informe, dado a conocer hace unos días, establece las prioridades a partir de una serie de criterios que incluyen el nivel de financiación europea, su aportación a la mejora en la competitividad de la economía portuguesa, el grado de ejecución o su condición de prioritarios dentro de la Red Transeuropea de Transportes, entre otras cuestiones; también se ha discernido entre proyectos que podrían ser complementarios, priorizando actuaciones que podrían ir en la misma dirección. El resultado es un documento de 411 páginas al que TRIBUNA de Salamanca ha tenido acceso y que, tras su estudio, arroja buenas noticias, al menos, sobre el papel.

 

En la lista de los 15 proyectos más prioritarios, como ya informó este medio hace unos días, los puertos de Aveiro y Leixoes, de referencia para el centro y Norte de España y Portugal, y la línea férrea Aveiro-Vilar Formoso de mercancías y pasajeros están en la lista, pero ahora ya se conoce el nivel de inversión preciso. Y entre los siete proyectos vinculados a estas tres infraestructuras van a sumar más de 1.385 millones de euros.

 

LÍNEA FÉRREA INTERMODAL

 

La inversión más grande es la prevista para la línea férrea Aveiro-Vilar Formoso. El tramo portugués ha de completar los trabajos que ya se están haciendo en el lado español (electrificación desde Medina del Campo) y servir de conexión para la salida de mercancías desde los citados puertos hacia España por Salamanca. En esta actuación Portugal calcula una inversión de 900 millones de euros para una línea en doble ancho y altas prestaciones, capaz para trenes de 750 metros; se operará, en principio, para mercancías, pero también es viable para pasajeros. Según el informe del grupo de trabajo, la actuación está prevista a partir de 2016 y dentro del cuadro de fondos europeos; esta línea está considerada entre las prioritarias y tendrá que estar totalmente lista antes de 2030, como máximo.

 

Esta inversión hará posible que el puerto seco de Zaldesa en Salamanca sea una de las vías de salida prioritarias desde los puertos del centro de Portugal, fundamentalmente, Leixoes (cerca de Oporto) y Aveiro. Puertos que ya concentran una capacidad para 15 millones de toneladas de mercancías al año en conjunción con los del Norte de España, con lo que este puede ser un corredor de los más importantes para la conexión Portugal-España-Francia.

 

MEJORA DE LOS PUERTOS

 

Pero es que, además, estos dos puertos van a recibir una potente inversión que reforzará sus posibilidades, otra buena noticia para Zaldesa, ya que son dos de los socios en el puerto seco salmantino. El más beneficiado es Leixoes, donde se procederá a ampliar la terminal de contenedores Sur, se hará una nueva terminal para navíos de gran profundidad pensando en los intercambios vía Canal de Panamá, a lo que se sumará una nueva terminal de cruceros y la nueva plataforma logística. Prácticamente todas estas actuaciones están fijadas para antes de 2016 y, en conjunto, supondrán una inversión de más de 400 millones de euros.

 

Por último, la inversión en el puerto de Aveiro, la salida más directa para Salamanca, también está entre las prioritarias. En su caso, se trata de la ampliación para poder acoger barcos más grandes y la mejora del terminal de contenedores, además de la nueva terminal intermodal donde debe desembocar la nueva conexión férrea de mercancías; en total, casi 60 millones de euros en actuaciones que se sucederán hasta 2016 y después, dentro del cuadro de financiación europea.