¿Por qué el cáncer hace metástasis?

Metastasis detail

El hallazgo es clave ya que la diseminación de los tumores es actualmente uno de los principales retos en el abordaje del cáncer.

Un estudio de la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL) en Reino Unido han identificado un inusual mecanismo de supervivencia que permite a las células tumorales expandirse hacia otros órganos, un hallazgo que podría servir para desarrollar en un futuro nuevos tratamientos para prevenir metástasis o la aparición de segundos tumores.

 

El hallazgo, cuyos resultados publica la revista 'Nature Communications', es clave ya que la diseminación de los tumores es actualmente uno de los principales retos en el abordaje del cáncer y una de las principales dudas era saber cómo las células tumorales son capaces de sobrevivir cuando se separan del tumor matriz para extenderse a otros órganos.

 

Normalmente, las células suelen estar relativamente protegidas cuando están unidas a otras células tumorales pero, en cambio, se vuelven más vulnerables cuando se separan, lo que en ocasiones les lleva a una muerte celular programada o apoptosis.

 

"Nuestra investigación avanza en el conocimiento de cómo dos moléculas clave se comunican y trabajan juntas para ayudar a las células tumorales a sobrevivir durante la metástasis", ha explicado Stephanie Kermorgant, investigadora de la Barts Cancer Institute de la QMUL que ha dirigido el estudio.

 

En su trabajo analizaron en cultivos celulares y en modelos de pez cebra y ratones los cambios que se producen en las células tumorales cuando se desprenden del tumor y vieron que la clave para sobrevivir podría estar en unas moléculas conocidas como 'integrinas'.

 

Estas proteínas están presentes en la superficie celular y se unen e interactúan con el entorno de la célula "de afuera hacia dentro y de dentro hacia fuera", y su señalización es clave para que estas células permanezcan adheridas a su entorno.

 

Sin embargo, el estudio sugiere que cuando las células tumorales están flotando, como hacen durante la metástasis, las integrinas cambian y asumen una forma completamente nueva de comunicación nunca vista hasta ahora, solamente "hacia dentro" con la propia célula.

 

RESISTIRSE A MORIR A TODA COSTA

 

En concreto, los investigadores descubrieron que una integrina llamada beta1 se empareja con otra proteína conocida como c-Met-1 y se mueven juntas hacia el interior de la célula con el único mensaje de resistirse a morir mientras se produce la metástasis.

 

Utilizando células de pulmón y mama, los investigadores vieron que había menos riesgo de metástasis cuando se impedía a ambas proteínas entrar juntas en el interior de la célula.

 

Un hallazgo que hace que las integrinas se hayan convertido en uno de los próximos objetivos en el desarrollo de tratamientos contra el cáncer. De momento se ha visto que la mayoría de fármacos inhibidores de la integrina se dirigen a su función adhesiva y las bloquean en la superficie de la célula tumoral, pero esto tiene un efecto limitado ya que la unión clave es la que se produce en el interior de la célula.

 

Una nueva estrategia podría ser la de impedir que la integrina acuda al interior de la célula, reconocen los autores, convencidos de que este hallazgo servirá para probar nuevas combinaciones de fármacos y diseñar nuevas terapias para frenar o prevenir esta diseminación tumoral.

Comentarios

Bmm 25/06/2016 18:08 #1
Ojala algún día el hablar de cáncer sea algo normal o en día nos asusta a todos, es una enfermedad que puede matarnos lentamente y con sufrimiento, un infarto puede ser letal en segundos y otras enfermedades, que también nos asustan pero suelen ser tan rapiads...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: