Por lo civil o por lo criminal

GANAR SÍ O SÍ. El Salamanca debe obtener los tres puntos esta tarde ante el Real Unión sea como sea para seguir vivo en la pelea por evitar el descenso; el ambiente, el otro gran aliciente de otra gran final
D.G.

Para unos son obligatorios. Otros pensarán que son necesarios. Los hay que creen que son indispensables y otros los consideran imprescindibles. Y todos ellos tienen razón. Cualquiera de esos adjetivos describe la importancia de los tres puntos que esta tarde se juegan el Salamanca y el Real Unión. Precisamente ahí radica la dificultad, en que para los dos los puntos valen para lo mismo. La permanencia está en juego. El que gane, tomará aire. El que pierda, empezará a sentir ligeros síntomas de asfixia.

La semana ha estado, en buena parte, marcada por el supuesto amaño y consiguiente denuncia, a la que se ha adherido la UDS, en el partido Real Unión-Numancia. Comentarios cruzados que han calentado el ambiente para el partido de esta tarde. A ello también contribuirá el calor de la grada. Tanto unionistas de Salamanca como unionistas del Irún han respondido para apoyar a sus equipos.

Los dos lo necesitan. Ambos están en puestos de descenso directo y, a pesar de una evidente mejoría en las últimas semanas, más evidente aún en los vascos, siguen teniendo muchos problemas. A DAlessandro le preocupan los suyos, claro. El técnico insiste en que su mensaje positivo ha calado y que eso sacará adelante al equipo. Él y los suyos tienen plena confianza en ganar esta tarde, porque un empate serviría de poco.

En el plano deportivo, D’Alessandro recupera para el centro del campo a Hugo Leal tras cumplir su sanción y el luso volverá al once junto a Salva Sevilla. La defensa se mantiene invariable, su aval son dos partidos sin encajar goles, mientras que en ataque es donde existen más alternativas, con dudas entre Perico y Cuéllar y entre Azkorra y Despotovic. Se buscan goles, caigan de donde caigan, sean como sean, por lo civil o por lo criminal.