Por cada coche nuevo vendido en Salamanca se venden cinco de segunda mano

Hasta octubre se han vendido 13.730 vehículos usados en Salamanca, lo que supone un incremento del 6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Las ventas de vehículos de segunda mano siguen su senda de crecimiento. En los diez primeros meses del año se han vendido un total de 13.730 unidades en Salamanca, lo que supone un incremento del 6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según estimaciones de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO). Estos buenos datos contrastan con las malas cifras que arroja el mercado de vehículo nuevo, que arrastra ya quince meses seguidos de caídas. Así, en lo que va de año, por cada coche nuevo vendido en Salamanca se vendieron 5,2 de segunda mano.

Esta cifra está en línea con la del total nacional, donde entre enero y octubre las transferencias de coches usados fueron 1.328.125, un 11,3% más, siendo la ratio vehículo de ocasión/
vehículo nuevo de dos a uno. Según las mismas previsiones de la consultora MSI, el mercado español de vehículo usado cerrará este año con cerca de 1,7 millones de unidades, lo que supondría un crecimiento del 15%.

A este respecto, el presidente de FACONAUTO, Antonio Romero-Haupold, ha asegurado que “muchos concesionarios están capeando el temporal gracias precisamente al buen comportamiento que están teniendo las ventas de vehículos usados y los puntos de venta están prestando mucha atención a esta parte del negocio, que además han profesionalizado al
máximo”.

Por edades, el mercado nacional está claramente acaparado o por coches jóvenes o por los coches más viejos. Así, el tramo de edades comprendido entre los cero y cinco años supone el 32,4% del total hasta octubre, mientras que el de más de diez años supone el 38,5%. En este sentido, destaca el fuerte incremento de las ventas de coches mayores de diez años en lo que va de 2011 (+29%), así como el 'tirón' de los de menos de un año, cuyas transferencias se han disparado un 27%.

Para la patronal de los concesionarios, esta tendencia del mercado se debe a que, por la crisis, las familias están resolviendo su movilidad de la forma más barata posible, es decir adquiriendo coches usados con más diez años. “Los coches de más de diez años, que antes terminaban en el desguace, ahora se transfieren y siguen en circulación, lo que está repercutiendo negativamente en la seguridad vial y en los niveles de emisiones a la atmósfera”, ha dicho el presidente de FACONAUTO, Romero- Haupold. Esta asociación advierte que es la falta de un plan estructural de renovación del parque automovilístico en nuestro país lo que está provocando un fuerte y rápido envejecimiento de la
media de edad de los coches de segunda mano transferidos.