Popovich: "No me iría a cenar con la Madre Teresa o con Jesucristo, me iría con Duncan"

El entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovic, le ha dedicado una sentida despedida a Tim Duncan, quien acaba de renunciar su retirada tras 19 años en la NBA, señalándole como el mayor responsable de su exitosa carrera y explicando que le elegiría para ir a cenar antes que a "la Madre Teresa, Jesucristo o el Dalai Lama".

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)



"No estaría aquí si no fuera por Duncan. Estaría en alguna liga menor del país, sería un gordo y todavía estaría intentando jugar a baloncesto o ser entrenador. Él es la razón de que yo esté aquí. Nunca tuvo una palabra mala con nadie. Siempre venía muy pronto a entrenar y se iba tarde. Es irreemplazable en muchos sentidos", apuntó Popovich ante la prensa.

Al día siguiente de que Duncan anunciara su retirada, el técnico de los Spurs compareció con una camiseta del jugador, los ojos vidriosos y la voz tomada por la emoción en varias ocasiones, reflejando la importancia del ala-pívot en su vida.

"Una pregunta habitual que se hace la gente es con quién te irías a cenar y la gente suele decir la Madre Teresa, Jesucristo, el Dalai Lama... Yo puedo decir con total honestidad que mi cena sería con Timmy. Y sería con él porque es la persona más auténtica que he conocido en mi vida. Pasar tiempo con Timmy es algo sublime en muchos sentidos. La gente no conoce bien su inteligencia", alabó.

En cuanto a la convivencia dentro del grupo, explicó que "sus compañeros le adoran porque es el mejor compañero de equipo imaginable". "Ha jugado con un montón de compañeros diferentes y todo lo que Duncan tiene que hacer es levantar sus brazos, ponérselos encima del hombro y es la sensación más reconfortante para que quieran convertirse en mejores jugadores. Hay muchos jugadores que llegaron aquí y al marcharse siguieron teniendo éxito en otros equipos. Eso es porque Tim creó que el ambiente de equipo perfecto", agradeció.

La retirada de Duncan pone fin a la combinación jugador-entrenador que más victorias ha sumado a lo largo de toda la historia de la NBA y, de forma casi unánime, a la carrera del mejor '4' que ha disputado la liga estadounidense. "Eso le daba igual a Timmy. Él solo quería jugar a baloncesto", zanjó Popovich.