Policía y Guardia Civil colaboran en la supervisión de perros peligrosos

A partir del próximo lunes y durante un mes, Policía y Guardia Civil de Salamanca llevarán a cabo la Operación Can 2016, para vigilar las medidas de seguridad, administrativas y sanitarias de perros peligrosos.

La Jefatura de la Policía Local de Salamanca y la Comandancia de la Guardia Civil han elaborado conjuntamente una campaña de control e identificación de animales de compañía que se desarrollará entre los días 8 de agosto y 8 de septiembre del presente año.

 

Esta campaña, denominada genéricamente Operación Can 2016, incidirá de forma especial en el cumplimiento de las medidas de seguridad, administrativas y sanitarias, establecidas por la legislación vigente, en relación con  los perros considerados potencialmente peligrosos.

 

La Especialidad de Policía Administrativa (EPA) de la Policía Local de Salamanca, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil llevarán a cabo por separado en unas ocasiones y conjuntamente en otras, durante el periodo indicado, distintos servicios relacionados con el control y supervisión de los animales de compañía, con el objetivo de garantizar la integridad de las personas y de los propios animales, así como de evitar al máximo los riesgos de seguridad, medioambientales e higiénico-sanitarios que pudieran derivarse.

 

Las actuaciones que se van a llevar a cabo en esta Operación Can 2016, que se añaden a las que de forma habitual y sistemática realiza la EPA en la ciudad de Salamanca, se ciñen a la legislación y a la normativa vigentes en la materia, comenzando por la Ley 50/99, de 23 de diciembre, y el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, que la desarrolla, regulando explícitamente  la tenencia, adiestramiento y manejo de animales potencialmente peligrosos, al objeto de preservar la seguridad de personas, bienes y otros animales.

 

Tanto la Guardia Civil como la Policía Local vigilarán el cumplimiento de las medidas de seguridad que, con carácter básico, se derivan de los criterios de la Ley, en cuanto al adecuado manejo y custodia de esos animales.

 

El segundo bloque legislativo que sirve de soporte a las actuaciones previstas, es la Ley 5/1997, de la Comunidad de Castilla y León, dirigida fundamentalmente, aunque no de manera exclusiva, a la protección de los denominados animales de compañía, cuya mera tenencia comporta obligaciones para su propietario o poseedor. En este sentido la Operación Can incidirá también en otros aspectos relacionados con la transacción indebida de dichos animales, así como en la detección del abandono de los mismos, como un fenómeno preferentemente de carácter urbano.

Noticias relacionadas