Policía Nacional aborda en alta mar un velero con 550 kilos de cocaína en las paredes de los camarotes

Hay tres detenidos, los dos tripulantes y otro miembro de la organización arrestado en Marbella


MÁLAGA, 5 (EUROPA PRESS)

El Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, a bordo de un buque de la Armada española, ha abordado en alta mar un velero que se dirigía a las costas españolas y que ocultaba en las paredes de los camarotes más de 550 kilogramos de cocaína.

Hay tres personas detenidas, los dos tripulantes de nacionalidad francesa y otro miembro de la organización, de origen español, arrestado en Marbella (Málaga), según ha informado la Policía Nacional en un comunicado. La operación ha sido desarrollada en colaboración con la agencia británica National Crime Agency (NCA).

Los arrestados son, presuntamente, miembros de una organización hispano-francesa dedicada al tráfico de estupefaciente procedente de Sudamérica. El velero, interceptado a unas 500 millas de las Islas Canarias, regresaba tras realizar el trasvase de la droga en un punto del océano Atlántico acordado con la organización de narcotraficantes sudamericana y después de haber realizado un viaje por distintos puertos de Sudamérica, Portugal y España para no levantar sospechas.

En el momento del abordaje realizado por un equipo de agentes especializados del GEO, uno de los tripulantes que se encontraba al timón de la embarcación intentó manipular el motor, produciéndose una gran humareda, para incendiar el velero y evitar de este modo la localización e incautación de la droga.

Tras inspeccionar la embarcación, los agentes localizaron los más de 550 kilogramos de cocaína ocultos en las paredes de los camarotes.
La operación ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la Udyco Central, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, y en ella han colaborado el Grupo Especial de Operaciones, el Greco de la Costa del Sol, agentes de la Jefatura Superior de Canarias, la Armada española del Ministerio de Defensa y la NCA de la Policía británica.