Polémica por la celebración de un torneo de boxeo para niños en Béjar

Imagen del Campeonato de España de formas en categoría escolar del año pasado.

Un torneo de boxeo adaptado para niños en Béjar, prohibido por la federación española, albergará combates entre alevines, infantiles y cadetes. La federación autonómica defiende que es sin contacto: se permiten golpes al cuerpo, pero se boxea con peto y protecciones y en un tatami. 

El evento de la polémica es el I Torneo Tecbox Ciudad de Béjar, que se disputa este fin de semana en el polideportivo de la ciudad textil y está reservado a competidores en edad escolar. Según el reglamento, es una competición de formas de boxeo olímpico que se disputará en las categorías de bejamines, alevines, infantiles y cadetes, con edades de nacimiento entre 2005-2006/2001-2002, y de tecbox de alevines a cadetes.

 

El reglamento publicado para esta competición (visible en el Facebook de la federación) se divide en dos especialidades. Por un lado, el de formas de boxeo olímpico que contempla tres modalidades, comba, sombra y saco. Las formas son una especialidad similar a las katas de kárate. En todos los casos, lo que se analiza y puntúa es la técnica y la posición que adoptan los competidores para hacer estos ejercicios. 

 

 

TECBOX: BOXEO ADAPTADO

 

Sin embargo, hay una parte del campeonato dedicada al tecbox. Se trata de una especialidad pensada para adaptar el boxeo a los niños y que mezcla este deporte con las protecciones que se usan en otros deportes de combate. Según el mismo reglamento de la prueba, la competición de tecbox está abierta a categoría alevín, infantil y cadete, para 10-11, 12-13 y 14-15 años. Y en esta parte de la competición sí se van a producir combates cara a cara.

 

 

Según el reglamento publicado por la federación de Castilla y León, en categoría alevín e infantil chavales de entre 10 y 13 años se van a enfrentar en combates de dos asaltos de un minuto de duración (minuto y medio para los infantiles); lo harán sobre un tatami, no sobre un ring. En los encuentros se permitirán los golpes al cuerpo; están prohibidos los golpes a la cabeza, el intercambio de golpes y las combinaciones de más de tres golpes. Se boxeará con peto y casco.

 

 

¿RIESGO PARA LOS NIÑOS?

 

Hasta ahí, los datos, pero el certamen va a ser polémico casi con toda seguridad. Decir en primer lugar que cuenta con el apoyo de la federación autonómica, que lo organiza, y de la Junta de Castilla y León, que conoce su celebración, la especialidades y el reglamento previsto, y que desde hace años apoya la promoción que hace la federación regional de este deporte.

 

Sin embargo, la Federación Española de Boxeo lo ha prohibido alegando que sería competencia suya y que no existe reglamento técnico amparado por el CSD para la especialidad; la federación española pone el acento en el hecho de que se permite contacto en combates entre niños de 7 a 12 años. Y insiste en que no está autorizada. El año pasado se disputó el primer Campeonato de España de formas para edad escolar precisamente en Valladolid, organizado por la autonómica y con las bendiciones de la federación española.

 

 

El presidente de la federación autonómica, Pedro Retuerto, ha matizado algunas cuestiones. En conversación con TRIBUNA, Retuerto ha vinculado esta prohibición a una supuesta rivalidad institucional que le atribuye la intención de presentarse a las elecciones para ser el próximo presidente de la federación española. En cuanto al torneo, aclara que cuenta con el conocimiento y respaldo de la Junta y del Ayuntamiento de Béjar a pesar de las presiones que están recibiendo.

 

 

CON PROTECCIONES

 

En cuanto a lo deportivo, admite que hay combates como tal, en cuanto que dos contendientes se ponen frente a frente, pero explica que se trata de una modalidad adaptada del boxeo y pensada para niños en la que "se juega a tocar, no se golpea". Se celebra en un tatami como los de otras artes marciales, y no sobre un ring de boxeo, y Retuerto insiste en que se hace con peto y protecciones en la cabeza, suficientemente probadas, al estilo de las de taekwondo olímpico. Esto asegura que no hay riesgo de lesiones, una de las mayores críticas que reciben los programas de difusión del boxeo entre los niños.

 

Retuerto ha explicado a este medio que esta especialidad "trata de adaptar el boxeo al niño, no el niño al boxeo", con lo que se desprende a este deporte de sus connotaciones más brutales; asegura que esta línea de promoción del boxeo, con combates con protecciones y golpes limitados, es la que se está usando en otros países para formar cantera. El propio presidente regional alude a estos programas como la senda a seguir por España para recuperar el nivel en boxeo olímpico.