Podemos y CGT abordan la difícil situación del empleo en Salamanca

Sindicalistas de CGT ante la empresa Qualytel.

Isabel Muñoz, procuradora en las Cortes de Castilla y León, solicitará importantes mejoras en la Inspección de Trabajo.

Isabel Muñoz, procuradora de Podemos en las Cortes de Castilla y León, se ha entrevistado en las últimas horas con la Secretaria Provincial del sindicato CGT en Salamanca, Ana Arnaiz, y con su responsable de comunicación, Pablo Lobato.

 

Los representantes del sindicato han transmitido una visión global de la situación del empleo en nuestra ciudad y provincia, poniendo especial preocupación en la falta de independencia y recursos -tanto humanos como técnicos- con los que en la actualidad cuenta la Inspección de Trabajo. Lo que, sin duda, ocasiona que las actas de infracciones no se hagan o se paralicen o que los Juzgados de lo Social estén saturados. En este sentido aseguran, desde su experiencia, que si la Inspección de Trabajo funcionara bien, se cerrarían muchos casos sin necesidad de acudir a los tribunales.

 

Desde el sindicato CGT observan también que las organizaciones sindicales han abandonado la acción social: hay menos predisposición al diálogo y a la negociación y mucha más a la judicialización. Es habitual que a los actos de conciliación los representantes de las empresas ni siquiera se presenten y sean los secretarios del Juzgado, cuando no los propios jueces, los que en el mismo día del juicio inviten a las partes a que haya un acuerdo.

 

La Confederación General del Trabajo también ha constatado las consecuencias de la última reforma laboral puesto que ha empeorado la situación de los trabajadores hasta condiciones inaceptables. Un caso conocido es el de la empresa de telecomunicaciones Qualytel, donde los trabajadores realizan sus funciones bajo una enorme presión: llamadas auditadas, tiempo límite para el trato con los clientes, obligación de intentar venderle algún servicio extra, etc. Las contrataciones se hacen a través de ETT (empresas de trabajo temporal) y las condiciones medioambientales no son contempladas.

 

La situación general de Salamanca no sólo es precaria en la contratación y la calidad del empleo, también lo es en el cumplimiento de planes, como el de Igualdad. Por todo ello, desde CGT piden que las Administraciones Públicas se involucren en las empresas implantadas en su territorio, porque la degradación de los trabajadores termina por repercutir en el trabajo y en la viabilidad de la empresa.

 

La procuradora salmantina ha tomado nota de las preocupaciones del sindicato CGT y de sus propuestas para mejorar la situación y los derechos de los trabajadores de Salamanca.