Podemos reclama políticas que permitan volver a los salmantinos emigrados

Fotos: Carmen Armijo Herrera

Pablo Padilla, diputado de Podemos en la Comunidad de Madrid, ha sido el protagonista de la charla celebrada este martes en la sede de formación morada. La emigración y las propuestas de Podemos para que los ciudadanos no tengan que marchase de España por falta de oportunidades laborales centraron el debate.

Podemos Salamanca también quiere hacer visibles durante este campaña electoral a los miles de salmantinos que han tenido que ir a buscar su futuro fuera en los últimos años ante la falta de oportunidades. Según las estadísticas y como informan desde esta formación, la provincia charra sigue perdiendo población, especialmente joven, y el mundo rural se sigue despoblando. Y es que “solo durante el primer semestre de 2015 Salamanca registró un saldo migratorio negativo de 854 personas”, recuerdan.

 

Para debatir sobre esto, ha organizado esta tarde la charla ‘Un país al que volver’ en la que han estado presentes la secretaria general del partido Estefanía Rodero, la número uno al Congreso por Salamanca, María José Jiménez, Pablo Padilla, actualmente diputado de Podemos en la Comunidad de Madrid, miembro de Juventud sin Futuro y activista en el 15M o la Oficina Precaria entre otros movimientos.

 

 

 

 

En el acto estuvieron también salmantinos que viven en el exterior que contaron su testimonio sobre porque, después del esfuerzo que hicieron sus padres en su educación, también han tenido que marcharse “por la falta de empleo digno” en su tierra. Podemos se propone facilitar “el regreso a casa del talento joven como un elemento esencial para el necesario cambio del modelo productivo sostenible y creación de empleo estable”.

 

 

 

 

 

Por eso, la formación liderada por Pablo Iglesias, incluye en su programa derogar el voto rogado, incluido en la reforma de 2011 pactada entre PP y PSOE, “que dificulta que se pueda participar en las elecciones”, y solicitan la creación de una ley electoral “que facilite el ejercicio del derecho al sufragio de los españoles en el extranjero”. A su juicio, la ley actual ha provocado que “un 94% de los casi dos millones de electores residentes en el extranjero se hayan quedado sin poder votar en las próximas elecciones debido a lo complicado e inflexible del sistema”, dificultades que, como aclara Podemos, han sido reconocidas por el Defensor del Pueblo.