Podemos exige reformas en el Centro Penitenciario de Topas

(Foto: Acaip.es)

En cuanto al mantenimiento de infraestructuras, Isabel Muñoz se lamenta de que el centro penitenciario de Topas "haya estado casi condenado al olvido en esta materia".

Isabel Muñoz, procuradora de Podemos por Salamanca, y Valentín Ortiz, representante del Sindicato ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias), han mantenido un encuentro para analizar la situación del centro penitenciario salmantino de Topas.

 

"Este sector de la Administración Central a pesar de que era prioritario para el Gobierno de España, es uno de los que más está acusando los recortes derivados de la crisis. De hecho, algunos de los centros de reciente construcción no se están poniendo en funcionamiento por falta de personal, como el de Archidona (Málaga) que lleva un año terminado y cerrado".


En esta reunión, se ha hablado especialmente del penitenciario de Topas, donde Ortiz presta sus servicios, y que en la actualidad tiene menos reclusos debido a las obras que se realizan en dos módulos, pero la media de los últimos años (1.200 internos), está por encima de la capacidad del centro (1.008 internos), con lo que ello supone.

 

En cuanto al mantenimiento de infraestructuras, Ortiz se lamenta de que el centro penitenciario de Topas "haya estado casi condenado al olvido en esta materia. Últimamente se han hecho algunas obras de calado: lavandería, sistema de seguridad, apertura y cierre de celdas, tuberías, climatología, etc., pero con el dinero que estaba destinado al Centro de Inserción Social del Polígono de Los Montalvos".

 

"El cierre de centros psiquiátricos penitenciarios, como el de Alicante, ha causado que la enfermería de Topas, como la de otros centros, se haya convertido en un centro psiquiátrico, lo que es un verdadero problema, ya que no están preparadas para atender a internos de diferentes nacionalidades", añaden.

 

En cuanto a las cuestiones laborales, Valentín Ortiz mostró, su preocupación por la falta de personal en el Área de Vigilancia de la cárcel de Topas y le pidió a Isabel Muñoz que traslade esta situación a la Junta de Castilla y León con la intención de que ésta interceda ante el Gobierno de España para solucionar el problema. "La escasez de personal en este área está ocasionando que no se pueda velar adecuadamente por la integridad física y la seguridad de los internos, así como por la de los propios vigilantes".

 

A mayores de los recortes propiciados por las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno, "los vigilantes de más de 57 años con más de 30 años de servicio, pueden pasar a ocupar puestos administrativos sin que esas bajas sean cubiertas. En este sentido, no hay relevo generacional, ya que para ser destinado a Salamanca la media de edad es la mayor de toda España, agravándose aún más el problema. Más, si cabe, en periodos vacacionales, bajas o moscosos".

 

Respecto a este importante problema, el representante de ACAIP no dudó en transmitirle a la procuradora que la política del actual nuevo director, José Luis Castejón González, con los trabajadores "no es la más adecuada, al basarse en la exigencia y la intimidación. En el poco tiempo que lleva, se han abierto 15 expedientes disciplinarios, cuando en los últimos 15 años no hubo ninguno".