“Podemos dar la sorpresa”

Un veterano con alma de capitán, manda y ordena la banda derecha del Guijuelo y aún tiene cuerda para rato

“Si cogemos confianza y nos centramos en hacer nuestro trabajo y buen fútbol, podemos dar la sorpresa”. Son palabras de un peso pesado dentro del vestuario del CD Guijuelo, Chema, quien aporta la veteranía y la sensatez necesaria a un equipo que ha tenido un arranque de temporada irregular. Querido por la afición allá donde va (Valladolid o Guijuelo lo avalan) algo tendrá el agua cuando la bendicen. Además, lanza un capote a la UD Salamanca.

¿Cómo valora el inicio de temporada del equipo charro?
El comienzo en cuanto a juego ha sido bueno, la verdad, pero está claro que los resultados no nos han acompañado por los errores que hemos cometido. Quizá el peor partido fue el de la Real B en casa (perdieron 1-3) y el de la pasada jornada frente al Alavés no fue demasiado bueno en cuanto a juego pero sí supimos controlar el partido y conseguir los tres puntos que era lo más importante.

El equipo supo sufrir, algo básico en esta categoría y al final pudimos levantar la cabeza y obtener una victoria vital para nosotros debido a la racha negativa que acumulábamos.

¿Es demasiado dura la Segunda B?
Es dura, sí y el Grupo II en el que estamos incluidos, más aún. Existe mucha igualdad y hay que pensar domingo a domingo, jornada a jornada porque cada partido es una historia distinta y hay que pelear mucho. Y pese a que la temporada está empezando, en la clasificación se ve perfectamente la igualdad y todos los campos son difíciles, no hay duda.

En el plano personal, ¿cómo se encuentra en esta nueva campaña?
La verdad es que trabajo y me esfuerzo para hacerlo cada día mejor y que la afición te lo reconozca siempre es un orgullo pero creo que la clave es encontrar la tranquilidad y la confianza para jugar cada día mejor.

¿Qué objetivos se ha marcado el equipo parta esta temporada?
En principio, el fin es mantenerse en Segunda B aunque aún es pronto para saber dónde o qué puede hacer el equipo. Pero sí tengo clara una cosa: si podemos trabajar bien, con confianza y con tranquilidad podemos ser la sorpresa de la temporada, por qué no.

¿Queda Chema para rato?
Me fijo los objetivos poco a poco y voy partido a partido; al final de año veremos a ver qué es lo que pasa, pero está claro que sí sigo teniendo ilusión y el físico me acompaña seguiré jugando al fútbol. De todos modos, ya hablaremos cuando termine el año pero en la actualidad me encuentro muy bien.

¿Te sientes una referencia dentro y fuera del campo por toda tu trayectoria?
La verdad es que sigo aprendiendo mucho de los jóvenes porque te contagian esa ilusión de empezar a jugar al fútbol y creo que lo más importantes es aprender cada día de los compañeros, los unos de los otros. Pero qué duda cabe que tengo mucha experiencia y también puedo mostrársela a los compañeros del equipo.

¿Hay complicidad con el míster?
Sí. Idiakez sabe muy bien lo que quiere, su forma de jugar, y lo más importantes es que nos lo sabe transmitir a la perfección. Trabajamos muy bien cada semana y creo que eso se nota en el campo a pesar de la racha negativa de resultados. Además, está sentando las bases de lo que quiere ser el Guijuelo en el futuro.

¿Cómo ve al otro rival salmantino, un histórico como la UDS?
Está claro que al Salamanca le va a tocar un año difícil y complicado en Segunda B y debe cambiar su trayectoria. En cuanto se le pasen los nervios y vea que poco a poco gana partidos, irá cogiendo más confianza para superar los problemas, pero está claro que le va a tocar sufrir. Pero como a todos.