"Poco a poco tengo más fuerza pero aún me queda un mes"

El portero del Real Madrid se encuentra más o menos en el ecuador de su recuperación y afirma sentirse mal por no poder ayudar a sus compañeros.

El guardameta del Real Madrid Iker Casillas valoró positivamente su recuperación de la fractura que sufrió en la base del primer metacarpiano de su mano izquierda el pasado 23 de enero en Mestalla, reseñando que las sensaciones son "muy positivas" aunque le quedan en torno a cuatro semanas para regresar a los terrenos de juego.

  

"Todavía me queda un mes, estamos en el ecuador de la lesión. Hasta ahora no tenía mucha fuerza pero poco a poco voy teniendo más", afirmó Casillas, que incidió en que tendrá que "sufrir para darle movilidad" a su mano lesionada.

  

Pese a la necesidad de ir con cautela en lesiones de ese tipo, el capitán madridista no ocultó sus ganas de volver cuanto antes. "En su día el Doctor Del Cerro me puso en lo peor, diciendo que podrían ser tres meses pero el otro día me cambiaron la férula y salí muy contento, porque estima que más o menos pueden quedar cuatro semanas", explicó Casillas.

  

Y es que el mostoleño ha llegado a un punto de su recuperación en el que puede ver mejor los progresos. "Hasta ahora era todo más pasivo pero ahora realizo ejercicio activo para coger la fuerza perdida. Antes era el fisio el que hacía movimientos y ahora soy yo para dar consistencia al dedo", aseguró durante el acto de reinauguración de la tienda 'Adidas' del Estadio Santiago Bernabéu.

  

Por último, Casillas reconoció que lo pasa mal por no poder ayudar a sus compañeros pero ha logrado adaptarse y llevar la lesión con optimismo. "Cuando llevas unos días te habitúas, hay que convivir con este tipo de lesiones. Se sufre más desde fuera, sufres por el equipo en general", valoró.