“Poca gente diría que no a entrenar ala UDS”

 
I. DE LA CALLE / T. SÁNCHEZ

El presidente Juan José Pascual le presentó ayer como “el hombre idóneo para devolver la ilusión a este club y poder tener un final de temporada tranquilo”. Ésos son los dos objetivos primordiales que el club se ha marcado con la contratación del técnico cordobés durante los próximos cuatro meses. Pepe Murcia, con experiencia incluso en situaciones complicadas como la que le va a tocar vivir ahora, reconoció en su primera comparecencia que sus metas son “estabilizar y luego crecer”.

¿Ha tenido alguna vez un reto como éste de coger un equipo que suma diez derrotas seguidas?
Igual no, pero parecido sí, tanto en el Atlético de Madrid como en Castellón. Eran situaciones delicadas y supimos salvarlas. Aquí creo que la situación no es muy crítica, aunque sí que la losa de diez partidos consecutivos con derrotas puede haber hecho mella anímicamente a los jugadores. En ese aspecto tendremos que recuperarles para que ellos mismos sean capaces de saber ganar partidos. No se les puede haber olvidado jugar al fútbol si al principio de la temporada lo han demostrado.

Hay jugadores de la plantilla que ya conoce, ¿del resto tiene conocimiento ya?
Sí, sobre todo porque nos hemos enfrentado muchas veces y también porque una de las partes de mi trabajo es estar al día del fútbol y he tenido la oportunidad de ver al Salamanca tanto en directo como por televisión.

¿Cuáles son los factores más positivos que ve en este equipo?
Ahora mismo el único factor que importa no es ni positivo ni negativo. Tenemos que tratar de recuperarlo anímicamente. Esto va en función de cómo, tanto Julio como yo y la gente de la casa que va a trabajar con nosotros, veamos cómo están afectados por esas diez derrotas. Si tiene algo positivo es que ha demostrado que tiene capacidad para crear fútbol e intentaremos mantener eso y rectificar algunos aspectos del juego. Soy de los que piensa que hay que pasar página rápidamente. Olvidarnos del pasado y pensar que tenemos una Liga de 18 partidos y establecer el día de hoy como el punto cero. Sí quiero hacer hincapié en las cosas buenas que tenga el equipo y corregir lo que tengamos que corregir. Si se corrige sobre victorias, mucho mejor.
¿Ha sido fácil llegar a un acuerdo con el Salamanca?
Sí, tanto Balta como el presidente llevan años en el fútbol y éste es un reto, un equipo, una ciudad y todo lo que supone la UDS, que poca gente podría decir que no.

El presidente decía que le considera la persona idónea para sacar esto, ¿usted también se considera la persona idónea?
Soy un profesional y lo que nos gusta es estar en nuestro trabajo y poder desarrollar nuestra profesión. Es una oportunidad de venir que no se puede desperdiciar.

¿Cómo se puede ganar después de diez derrotas seguidas?
El sábado lo fundamental es el verbo ganar. A partir de ahí, lo que tengamos que corregir, como en cualquier otro equipo, mejor corregirlo a través de victorias. Ganar pero tampoco hay que llegar con un agobio tremendo. No hay que trabajar con angustia.

¿Cómo valora el trabajo de su antecesor, Óscar Cano?
Muy bueno, independientemente de los resultados porque ya se le alabó en el principio de temporada y no creo que el hecho de perder diez partidos haga que sea mejor o peor entrenador. Para mí tiene todos los respetos, le deseo la mejor de las suertes, pero ahora toca pasar página de lo que ha ocurrido y que nos vaya bien a todos, porque a todos nos interesa.
¿Es importante que el primer partido sea en casa para intentar enganchar a la gente y que haya esa unión que hablaba al principio?
S quiero aclarar eso que digo de llamamiento porque estimo que aquí lo importante no es Óscar Cano, Balta o Pepe Murcia sino Salamanca y la Unión Deportiva Salamanca. Cuanto mejor le vaya, mejor para todos los que rodean al equipo, hay mucha gente en torno al club.

¿Se firman sólo cuatro meses por alguna razón especial?
No, hemos llegado a un acuerdo rápido y así nadie tiene que obligarse a nada más. Hay que llevarlo con naturalidad y normalidad. Tengo hasta el 30 de junio primero para sacar al equipo de los puestos donde está, estabilizarlo y a partir de ahí crecer lo máximo posible.

¿Tiene más o menos claro cómo quiere jugar?
Más o menos sí. Tampoco hay que hacer grandes revoluciones. Pienso que hay que ver cómo está la gente, cómo respira y veremos.

¿Cuál es el primer mensaje a la plantilla?
Que estén convencidos de lo que vamos a hacer a partir de ahora. Que sólo exista un mensaje, un único discurso y que lo importante es la Unión Deportiva Salamanca.

¿Y a la afición?
No sé pero lo que me costa es que la asistencia al Helmántico ha sido siempre muy buena, incluso por encima de los resultados últimos cosechados. Que sigan confiando en su equipo porque si antes los chicos han intentado darlo todo, van a seguir haciéndolo y eso vamos a tratar de convertirlo en victorias para que la afición esté contenta.