PNV dice que Bildu le ha pedido apoyo a sus cuentas en Guipúzcoa pero se niega a negociar las del Gobierno vasco

Afirma que "probablemente, será posible" un acuerdo de coalición durante la legislatura
Afirma que "probablemente, será posible" un acuerdo de coalición durante la legislatura

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha revelado que Bildu ha pedido a PNV apoyo a sus presupuestos en Guipúzcoa, pero se ha negado a negociar las del Gobierno vasco al pedir una concreción que la formación nacionalista no puede hacer porque no ha entrado todavía en el Ejecutivo y no conoce la situación de las cuentas.

Además, ha asegurado que, pese a lo que digan EH Bildu y PSE-EE, su partido pretendía profundizar, si hubiera sido posible, en un pacto de gobernabilidad, y ha señalado que, "probablemente, será posible" durante la legislatura.

En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, Ortuzar ha asegurado que su partido decidió que gobernaría en solitario este lunes en torno a las cinco menos cuarto de la tarde, durante la reunión del EBB.

En este sentido, ha asegurado que fueron a las conversaciones "con todas las posibilidades abiertas, la mente abierta y también con ganas de acuerdos" sobre la salida de la crisis, la paz y autogobierno. "Además, queríamos también un Gobierno sólido para hacer frente a una situación complicada en nuestro país", ha indicado.

De esta forma, ha asegurado que los nacionalistas han asistido "con esa transparencia" a las reuniones con las formaciones, y ha señalado que, de la primera ronda de reuniones, "todo el mundo salió optimista y muy positivo".

En este sentido, ha afirmado que a su partido le sorprendió "para bien" porque "la política vasca venía más del enfrentamiento, del ruido, del lío y del desacuerdo que del acuerdo". "Nos pusimos más optimistas sobre la posibilidad de llegar a acuerdos profundos de entendimiento que también afectaran a la gobernabilidad", ha dicho.

No obstante, ha puntualizado que, después, el paso de los días "y las sucesivas declaraciones, fueron poniendo a cada uno en su sitio". "En el caso de la coalición Bildu, sin que hubiera habido ningún contacto más, sin una segunda reunión, su portavoz y candidata a lehendakari, Laura Mintegi, ya dijo que el gobierno de coalición era imposible", ha manifestado.

Andoni Ortuzar ha revelado que, en la segunda reunión del pasado jueves, "Bildu vino a hacer imposible cualquier acuerdo". "Cada vez que nosotros dábamos un razonamiento que se acercaba a sus planteamientos, ellos endurecían aún más el discurso y daban un paso atrás. Sólo podríamos haber tenido un acuerdo con Bildu aceptando al cien por cien sus planteamientos y su modelo, y eso ya no es un gobierno de coalición, sino de imposición", ha destacado. En esta línea, ha subrayado que el PNV "no está para aceptar imposiciones de nadie, y menos de Bildu".

PSE-EE

En cuanto al PSE-EE, ha afirmado que les ha ocurrido "una cosa parecida" porque, en la primera reunión, "prácticamente dentro no dijeron nada", aunque ante los medios de comunicación realizaron "una valoración positiva". "Luego, sí se han ido encargando diferentes portavoces de enfriar el ambiente, de poner las cosas en una situación que casi hacían imposible el acuerdo", ha dicho.

Andoni Ortuzar ha indicado que en los socialistas vascos "están pesando mucho estos tres años de gobierno en solitario y fracasado", en el que ha tenido "una mala relación" con el PNV. "Seguramente, ese pasado no le está dejando ver con claridad el futuro", ha precisado.

A su juicio, un ejecutivo para ser "fuerte tiene que tener ideas, un equipo humano decidido, con ganas, y ser coherente". "No va a ser fuerte cimentado sobre una coalición en la que los dos partidos no comparten prácticamente porque sería un 'girigai'. La negociación que ahora vamos a tener que hacer en el Parlamento la tendríamos que hacer en el seno del propio Gobierno, con lo cual iba a estar paralizado", ha dicho.

En este contexto, ha precisado que, "si no se dan unas condiciones de coherencia programática", sería "idealista pensar que, en una semana, se va a borrar tanto tiempo negativo". "Lo que no ha sido posible ahora, será posible probablemente durante la legislatura. Pero lo que no nos parecía es llevar al Gobierno la disensión", ha aseverado.

En este sentido, ha añadido que no se podía tener un ejecutivo "paralizado todos los días hasta que los miembros del Gobierno se pusieran de acuerdo sobre lo que había que hacer".

Tras asegurar que tienen "los pies en el suelo" y saben que van a tener que "tejer todos los días acuerdos parlamentarios", ha insistido en que han "preferido hacerlo desde una coherencia de un gobierno en solitario que va a poner sobre la mesa iniciativas y proyectos de ley", y los va a intentar "gestionar y negociar con la mayor de la amplitudes y si podemos hacerlo a múltiples bandas, mejor".

En cuanto a la posibilidad de que EH Bildu y PSE-EE pretendan unirse contra el PNV en el Parlamento, ha indicado que "la época de las pinzas también ha pasado en la política vasca" y sería "un retroceso enorme" volver a "primar el destruir e impedir que el construir y acordar".

Ortuzar ha afirmado que entienden que "cada partido tiene que digerir la nueva situación política, empezando por el PNV, y seguramente, habrá que invertir tiempo". "Vamos a intentar ponernos cuanto antes el contador a cero de las discrepancias políticas y empezar a trabajar en construir acuerdos", ha dicho.

PRESUPUESTOS

Asimismo, ha apuntado que han intentado un acuerdo de estabilidad presupuestaria en las instituciones y ha afirmado que "mueve un poco a la risa los razonamientos dados por Bildu, por un lado, y por el PSE-EE, por otro, para rechazar inicialmente esta formulación" por falta de concreción. En este sentido, ha dicho que todavía los nacionalistas no han entrado en el Ejecutivo y no conocen la situación de las cuentas.

En alusión a EH Bildu, que ha asegurado que hasta que no conozcan los presupuestos no pueden entrar a una negociación, ha precisado que la coalición ya le ha pedido que el PNV "lo haga en Guipúzcoa". "Nosotros vamos a ir a cada institución a hablar de presupuestos y a intentar que haya los presupuestos mejores que se puedan en cada una de las instituciones", ha dicho.

PRÓXIMO GOBIERNO

El presidente del BBB ha destacado que el próximo lehendakari, Iñigo Urkullu, trabaja "duro" y de forma "discreta" para formar "el mejor" Gobierno para la próxima legislatura, y recordado que la formación nacionalista se ha comprometido a reducir globalmente la administración y eso tendrá "su reflejo" en el próximo Ejecutivo.

En este sentido, ha apuntado que Iñigo Urkullu "está trabajando duro" en la nueva estructura del Gobierno y también "de manera muy discreta para conformar el mejor Ejecutivo posible, con las mujeres y hombres mejor preparados y con mayor capacidad de compromiso para el futuro". Además, ha recordado que el candidato del PNV ha dicho que su voluntad es que hubiera "paridad" en su gabinete.

Además, ha recordado que su partido tiene "una experiencia de 30 años de gobiernos vasco, pero es verdad que cada tiempo aconseja su propia estructura". "Ahora nos va tocar que la administración se encoja un poco para adecuarse a las nuevas necesidades", ha apuntado.

El dirigente nacionalista ha manifestado que pondrán en marcha "fondos para dinamizar la economía", y en concreto, el de la pequeña y mediana empresa.

"Euskadi es un vivero, un semillero de pequeña y mediana empresa y a este Gobierno (el de Patxi López) se le había olvidado, le habían deslumbrado la gran empresa y las multinacionales, cuando nuestro futuro y la gran base de la creación de empleo siempre ha sido la pequeña y media industria", ha subrayado.