Pitar el himno cuesta la suspensión del partido y de amistosos en otros países

El presidente Nicolas Sarkozy estableció que si se pita el himno frente al combinado nacional, los miembros del gobierno deberán abandonar el estadio, el árbitro suspender el partido y el gobierno anular todos los encuentros amistosos contra el país rival.

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte se reúne este lunes para valorar los pitos que hubo al himno de España durante el partido que enfrentó al FC Barcelona contra el Athletic Club de Bilbao en la final de la Copa del Rey del pasado sábado.

 

Ante la posible sanción o no contra los dos equipos finalistas repasamos los precedentes y las actuaciones de la Justicia en otros países ante casos similares.

 

FRANCIA

 

En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy estableció que si se pita el himno frente al combinado nacional, los miembros del gobierno deberán abandonar el estadio, el árbitro suspender el partido y el gobierno anular todos los encuentros amistosos contra el país rival durante un periodo de tiempo por determinar.

 

Esta decisión se tomó en 2008 tras una gran pitada a la 'Marsellesa' por parte de la afición tunecina, ex protectorado francés, durante un partido amistoso en París contra la selección francesa. Pero la decisión del Ejecutivo galo no se debió a este único partido, pues en los últimos años Francia ya había vivido situaciones similares.

 

En 2001, aficionados argelinos, ex colonia francesa, pitaron el himno nacional francés en un amistoso, o en 2002, en la final de la Copa de Francia entre el Lorient y el Bastia, donde hinchas del Lorient silbaron al presidente Jacques Chirac mientras sonaba el himno y éste abandonó el estadio.

 

EEUU En EEUU es tan impensable que el público pite el himno que no tienen legislado las posibles sanciones por ese acto; es más, lo normal entre la población norteamericana es cantar su himno, por lo que cualquier abucheo sería silenciado por la mayoría cantante. Pero lo que sí tienen en EEUU es un código de conducta para cuando suene su himno, y éste dice que: "deben mirar la bandera y estar de pie atentamente con la mano derecha sobre el corazón y, si aplicable, los hombres deben quitarse la prenda que lleven en la cabeza con su mano derecha y sostenerla sobre su hombro izquierdo, con la mano sobre el corazón".

 

GRAN BRETAÑA

 

En Gran Bretaña se canta como himno nacional el 'God save the Queen', pero Gales y Escocia tienen su propio himno, y cuando se enfrenta la selección de Inglaterra contra una de estas dos, suele ser normal que una parte de los aficionados galeses y escoceses piten el 'Dios salve a la reina'. 

 

Aunque los pitos no causan sanción contra aficionados ni selecciones.

 

ITALIA

 

En Italia también se han dado casos de pitos y abucheos al himno nacional, aunque no suelen ser frecuentes. En los últimos años la afición del Nápoles ha protagonizado dos de ellas, durante las finales de la Copa de Italia que jugó en 2012 y 2014.

 

PITOS A OTROS PAÍSES

 

Pero en Italia la pitada más famosa no es contra el propio himno sino contra el ajeno. En la final del mundial de Italia de 1990, el himno argentino fue pitado por la afición italiana como consecuencia de la eliminación en semifinales de la 'azurra' por parte de la albiceleste. De la misma manera hay otros casos en los que parte de una afición ha pitado el himno del país contrario, como ocurrió en España en 2012, cuando parte de los hinchas de la 'roja' pitaron la 'Marsellesa' en el estadio Vicente Calderón.