Piqué reconoce que con lo de Kelvin Roldan quería liarla pero no creía que le afectaría en la selección

Gerard Piqué entrenamiento Barcelona

El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué ha asegurado que "sabía que lo de Kevin Roldán montaría algo potente", pero recalcó que "no hasta el punto de que pudiera afectar a la selección".

"Yo sé lo que va a pasar cuando hago alguna de esas, pero hay veces que no puedo llegar a calcular hasta qué punto se puede salir de madre. Por ejemplo, cuando dije lo de Kevin Roldán sabía que se montaría algo potente, pero no hasta el punto de que pudiera afectar a la selección", explicó en una entrevista concedida a la revista de El Mundo PAPEL recogida por Europa Press.

En esa misma línea, sobre las polémicas que genera, dijo que sabe "la repercusión que va a tener" algunas de sus declaraciones. "Por ejemplo, de agosto a diciembre, que nos jugamos menos, me meto en todos los fregados. Luego paro. No tengo intención de cambiar porque, sencillamente, me lo paso bien", reconoció.

El azulgrana también habló sobre su presencia en el combinado nacional y remarcó que afronta su participación como un deber, ya que él mismo comenta que es español y el grupo de futbolistas con los que coincide es extraordinario. "Si juego por España es porque de verdad siento que debo jugar. Primero, porque tenemos una selección que es la rehostia y, segundo, porque ahora mismo yo soy español. Entonces, siento que he de estar ahí y ayudar a mis compañeros", apuntó.

Por otro lado, habló de que no callarse y decir lo que piensa es su actitud y no lo entiende de otro modo, por lo que seguirá hablando del Real Madrid o del Atlético de Madrid para continuar siendo fiel a sí mismo.

"En este país lo que vende es decir 'que le vaya muy bien al Madrid' o 'que le vaya muy bien al Atleti'. Paz y amor. Todo muy bonito. Pero a mí con eso me falta contenido, me falta chicha. Es una falsa bondad que no va a ningún sitio. Yo no lo siento así y no lo voy a decir. A mí me gusta sentir pasión por un equipo y, como existe rivalidad con otro, querer que a ese le vaya mal", sentenció.

Por otra parte, el defensor catalán se mostró convencido de que los pitos que recibe son por "un tema Barça-Madrid y no político". También afirmó que se hubiese callado si hubiera sabido que toda la polémica hubiera influido en el seleccionador, Vicente Del Bosque, al que tiene mucho aprecio. "Cada vez que el míster -Del Bosque- sale a hablar de mí... Lo conozco y sé que por dentro sufre. Y no me gusta porque le tengo mucho aprecio. De saber que iba a suceder todo esto, no lo hubiera dicho", añadió.

Sobre otros pitos, los que recibe el himno español, esgrimió que se convirtió en un tema político cuando en realidad él considera que se trata de libertad de expresión. "Yo dije que si se pita el himno es que hay algo detrás, una manifestación de personas que están en contra de algo. Entiendo perfectamente que la gente se pueda manifestar. Se quiso politizar, pero en ningún momento he defendido los pitos al himno. Creo sinceramente que no debe pasar. En la Super Bowl o en los partidos de la NBA, veo cómo se respeta el himno nacional de Estados Unidos y así es como debería ser", concretó.

Sobre su posicionamiento acerca de la independencia de Cataluña, Piqué explicó que en su vida familiar hay varias nacionalidades y la situación del mundo es global, por lo que no vale la pena escoger un bando u otro.

"Yo soy español, mi mujer es mitad libanesa y mitad colombiana, mis hijos son catalanes, españoles, libaneses y colombianos. Estamos en un mundo tan global que ponerse en un sitio u otro es perder el tiempo. Siempre cito a John Lennon: no hay banderas. 'Imagine there's no countries...'. Estamos todos en un planeta en el que tenemos que compartir muchísimas cosas. La vida está para disfrutarla y no para buscar problemas donde no los hay", comentó.

Por último, el periodista le cuestionó sobre si iba a montar algún otro lío antes de publicar la entrevista, a lo que el central respondió con claridad. "No, ahora estoy centrado en ganar otro triplete", concluyó.