Piojo: “El presidente le ha dicho al entrenador que no me ponga en los partidos”

AUNQUE ESPERA QUEDARSE. El interior se entrena junto al resto de la plantilla, pero no participa en los encuentros de la pretemporada
J. A. S.

Piojo se encuentra en una situación contradictoria. El club le ha anunciado que no cuenta con él, al menos en la primera plantilla, para la próxima campaña, pero a la vez le permite entrenarse junto al resto de sus compañeros como uno más. El jugador, que regresó el pasado enero al filial del Salamanca tras no contar con oportunidades en el primer equipo, ve cómo pasan los días y cada vez es más difícil que surja una cesión a un Segunda B que le volvería a poner en órbita. Dificil, sobre todo, porque no juega ni va a jugar ni un sólo minuto en la pretemporada.
“Lo llevo como mejor lo puedo llevar, pero la situación es de lo más complicada. El presidente le ha dicho al entrenador que no me ponga en los partidos”, señala el jugador, que sólo tiene “palabras de agradecimiento para el entrenador por el trato que me da, pero si no me da minutos por una orden habrá que pensar en las razones que hay por detrás. A lo mejor es que el presidente manda más que el entrenador”. “Lo que quiero es que me hagan ficha, porque todavía no ocupo una de las plazas que no son sub 23, y de esas se pueden tener las que se quieran”, aclara el jugador, consciente de que, si no juega, las posibilidades de que un equipo se fije en él se reducen mucho. “Lo que quiero es ir a un conjunto de Segunda B, no a un Tercera”, destaca el jugador salmantino. El plazo se le terminará el 31 de agosto para la categoría de bronce del fútbol español, pero en Tercera podría encontrar equipo en cualquier momento, aunque de momento ningún equipo se ha interesado por sus servicios. Ni jugador ni club se han vuelto a poner en contacto y el tiempo avanza en contra del interior.