Pillado circulando a 126 km/hora en un tramo de 50

Avenida de los Padres Paúles de Santa Marta. Un radar captó al coche, conducido por un joven de 20 años, que superaba la velocidad permitida
E. G.

Agentes de la Policía Local de Santa Marta imputaron el pasado martes a un joven de 20 años de edad por un delito contra la seguridad vial tras ser sorprendido conduciendo un turismo a 126 kilómetros por hora en un tramo limitado a 50, según informaron fuentes de la comisaría de Santa Marta.

La detención se produjo cuando, a través de un radar instalado por la Policía Local en la avenida de los Padres Paúles, los agentes comprobaron, a la altura del número 4, que un vehículo de alta gama superaba en más de 60 kilómetros por hora el límite de velocidad de la vía, con el consiguiente peligro que esto supone al tratarse de una avenida con bandas desaceleradoras. Tras la comprobación del exceso de velocidad, los efectivos pararon el vehículo, identificando a su conductor, un joven de 20 años de edad, cuya identidad no ha sido facilitada, al que se le imputa un delito contra la seguridad vial. Por esta infracción el joven puede ser castigado con la pena de prisión de tres años y seis meses de cárcel o a la multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, además de la retirada del carné de conducir de uno a cuatro años, tal y como establece el artículo 379 del Código Penal. No es la primera vez en las últimas semanas que detectan a vehículos circulando con exceso de velocidad. La última ocasión ocurrió el 16 de octubre, cuando los agentes de la Guardia Civil sorprendieron a un conductor de 29 años, A. J. D. A. M., circulando por la autovía A-66 a 223 kilómetros por hora. Los hechos ocurrieron por la mañana, cuando agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico observaron a un vehículo, marca BMW, modelo Z-4, circulando a 223 kilómetros por hora, a la altura del término municipal de Mozárbez, en una vía donde la velocidad máxima son los 120 kilómetros por hora.