Piden 25 años de cárcel para seis acusados por tráfico de drogas

El próximo jueves. En la ‘operación Pata Negra’, desarrollada en un establecimiento de la capital, los agentes de la Policía Nacional se incautaron de 13.600 gramos de hachís y de 5.600 euros en efectivo
E. G.

El próximo jueves, día 31 de marzo, seis personas –cuatro hombres y dos mujeres– se sentarán en el banquillo de los acusados de la sala de lo Penal número Dos para enfrentarse a una pena conjunta de 25 años de cárcel por un delito de tráfico de drogas. Durante la operación denominada Pata Negra, la Policía Nacional se incautó de 13.600 gramos de hachís y 5.600 euros.

Los seis imputados, cuyas identidades responde a las iniciales M. S. S.; H. E. M.; O. S. y N. M., todos ellos hombres y dos mujeres, C. N. M. y E. G. V., se enfrentan cada uno a cuatro años de prisión por un delito de tráfico de drogas. Además, O. S. se enfrenta a otro año de cárcel por un delito de falsificación en documento oficial, ya que los agentes descubrieron que su pasaporte era falso. La Fiscalía reclama a cada uno 62.000 euros, importe en el que estaba valorada la droga incautada.

La operación culminó el día 3 de marzo del pasado año, cuando los agentes de la Policía Nacional desarticularon un grupo organizado que se dedicaba presuntamente a la distribución y venta de hachís.

La banda estaba “perfectamente jerarquizada”, señaló en su momento el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga, y cada integrante desarrollaba labores concretas y definidas, desde la introducción de la droga, hasta su almacenamiento y distribución a través de un establecimiento hostelero de la ciudad, en el que trabajaban parte de los arrestados. Presuntamente traían la droga desde Madrid y la almacenaban en un trastero alquilado de Carbajosa, para posteriormente venderla en el bar.

Durante el periodo de tiempo que abarcó el operativo policial, los agentes realizaron inspecciones e identificaciones en el citado establecimiento.

Tras la desarticulación de este grupo, los efectivos se incautaron de 13.600 gramos de hachís y 5.600 euros en efectivo, además de un ordenador portátil, teléfonos móviles y bolsas de marihuana envasadas al vacío, así como bellotas de droga.

Durante la rueda de prensa, el subdelegado del Gobierno comentó que era la primera vez que los efectivos policiales encontraban la marihuana con este tipo de envases, que consideraron que estaba pensado para mejorar la conservación de la sustancia estupefaciente.

En el momento de la redada los agentes detuvieron a ocho personas, seis de ellas hombres de nacionalidad marroquí, y dos mujeres –una de ellas española y la otra rumana–, todas ellas con edades comprendidas entre los 18 y los 27 años. Sin embargo, a juicio acudirán seis de los arrestados. Tras estas detenciones y durante un tiempo, la operación continuó bajo secreto de sumario ante la posibilidad de que se registraran más arrestos. Después de un año desde que se produjeron las detenciones, el próximo jueves está previsto que se celebre este juicio, en los Juzgados de Colón. Ésta ha sido una de las mayores incautaciones de hachís registradas en la ciudad.