Pesca una descomunal trucha de nueve kilos en el Tormes

El abulense Miguel Canales es quien se ha llevado el logro de pescar 'El tiburón Isaías', el ejemplar de trucha más grande pescado hasta el momento en el coto de Galisancho. 

Miguel Canales, natural de Arévalo, logró el pasado domingo un reto personal envidiable en el mundo de la pesca: encontró y capturó una trucha de 9,370 kilos de peso y 89 centímetros de longitud en el coto de Galisancho, perteneciente al río Tormes de Salamanca.

 

Este pescador de afición empleaba una caña de pescar Adams Evo 10,6 línea 3 y, pasadas las 2 de la tarde del día 31 de julio, este ‘monstruo de río’ mordió el anzuelo mediante la técnica de pesca con ninfa, que consiste en pescar al hilo con señuelos que imitan ninfas, pupas o imagos de los insectos que comen las truchas.

 

“Nunca había pescado una trucha tan grande. Las de mayor tamaño que he sacado solían ser de entre 60 y 70 centímetros pero tan grande nunca había tenido la oportunidad”, explica Miguel, que se siente entusiasmado con el logro. “Sí que, en otras ocasiones, otros compañeros han pescado truchas llamativamente grandes, pero como esta ninguna”.

 

Muchos pescadores ya sabían que esta trucha, a la que ha llamado ‘El tiburón Isaías’, habitaba en el coto de Galisancho, pero hasta el domingo nadie había sido capaz de pescarla.

 

El ejemplar más grande encontrado hasta ahora en este mismo coto fue ‘El abuelo del Tormes’, una trucha de seis kilos y 74 centímetros pescada en agosto de 2010 por otro abulense.

 

Miguel devolvió la trucha a su hábitat natural, como hace siempre con todo lo que pesca, ya sean peces grandes o pequeños. Sin embargo, el orgullo de haber sido el primero en sacar este descomunal pez lo llevará siempre consigo.

Noticias relacionadas