Perfumerías Avenida ya tiene su repóker

La Copa de la Reina es el torneo de Perfumerías Avenida y de su afición. Ningún club ha participado tantas veces, ninguno en vigencia ha jugado tantas finales, ninguno que siga dando guerra ha ganado tantos títulos y ninguna afición vibra y hace vibrar a sus jugadoras así. Torrejón, una muestra más. 

Perfumerías Avenida es un equipo encantado con ir de Copas, en concreto a la de la Reina, a la que no ha faltado en 22 ediciones de manera consecutiva. Una marca que está muy lejos para cualquiera de los clubes que ahora militan en Liga Femenina aunque quizás lo más importante es que tanto el club como su afición esperan la siguiente con la misma ilusión que la anterior.

 

Para muestra la celebración por el quinto título levantado en Torrejón en las diez finales que ha disputado el equipo salmantino. El balón estaba en las manos de Marta Xargay que se lo pasó a Murphy, y de ahí a Marta Fernández para que lo lanzara al aire a la vez que el reloj señalaba el final del encuentro y ambas Martas se abrazaron y cayeron después bajo la tela de araña que tejieron todas las demás compañeras. 

 

Primeros saltos de alegría, suspiros y lágrimas en el rostro de Vanessa Blé, que levanta su primer trofeo, y muchas ganas de fiesta, aunque lo primero es lo primero y lo primero para las jugadoras de Avenida es su afición. Antes incluso de levantar el trofeo, visita a una banda y a la otra para celebrarlo con los suyos y dar las gracias porque ahí estuvieron de nuevo en el momento de apuro cuando Conquero se iba siete arriba entrado ya el último cuarto.

 

Un aliento que siempre es un plus y que se convierte en gritos de alegrías cuando se logra el objetivo. Para ellos también fue dedicado el MVP que apenas se lo creía porque nunca nadie había repetido galardón

 

Y si hubo un reconocimiento emotivo y un homenaje merecido fue el que le brindó la afición azul tanto al CB Conquero como a sus seguidores. Dignos finalistas en la pista y en la grada. El grito de "Conquero, Conquero" no fue el de una voz que se alza para la galería si no el aplauso para quien fue capaz de hacer dudar de que esta vez fuera posible repetir victoria.

 

El extasis llegó con las dos Martas mano a mano levantando la Copa y todo el equipo bañado en un mar de papelinas. Ahí ya la fiesta se desató. Besos al trofeo, fotos con cualquiera que la pidiera, redes cortadas y ninguna gana de marcharse de una pista que se ha convertido en talismán.

 

 

Hay ya alguno que pide que la Copa se repita en Torrejón. Por ahora toca brindar por la quinta. Avenida ya tiene su repoker. 

Las jugadoras brindan el trofeo a sus aficionados (T. Sánchez)
Ver album