Perfumerías Avenida también triunfa 'a cara de perro' en Europa

Marija Rezan frente a Anna Cruz en un lance del encuentro (Foto: N. S. Z.)
Ver album

Perfumerías Avenida ganó (61-50) su segundo partido de la Euroliga en un disputadísimo duelo ante Nadezhda. Un triunfo en uno de esos partidos 'a cara de perro' que confirma que el equipo salmantino también sabe batirse, sufrir y ganar con 'sus iguales'. 

FICHA DEL PARTIDO

 

61 PERFUMERÍAS AVENIDA (21+7+14+19): Marta Fernández (10), Marija Rezan (10), Marta Xargay (14), Eshaya Murphy (9), Angelica Robinson (9) -cinco inicial-, Leonor Rodríguez (0), Paola Ferrari (5), Mariona Ortiz (0), Vanessa Blé (4).

 

50 NADEZHDA (17+15+8+10): Natalia Zhedik (2), Anna Cruz (8), Zoi Dimitrakou (4), Dewanna Bonner (16), Glory Johnson (11) -cinco inicial-, Elena Volkova (2), Elena Kirilova (3), Natalia Vieru (4), Marina Kuzina (0), Elena Beglova (0).

 

ÁRBITROS: Charalampos Karakatsounis (GRE), Alfred Jovovic (CRO) y Milosav Kaludjerovic (MNE). Eliminaron por cinco personales a la jugadora del equipo ruso Zoe Dimitrakou. 

 

INCIDENCIAS: Segunda jornada de la fase de grupos de la Euroliga. Partido disputado en el pabellón de Würzburg. 

Jugado de poder a poder desde el minuto uno, Perfumerías Avenida salió con la intención de marcar ese ritmo defensivo asfixiante que favorece un ataque más fluido. En esas primeras acciones encontró la inspiración de Rezan debajo del aro con seis puntos consecutivos mientras que enfrente, con Anna Cruz bien controlada por Marta Fernández, eran Glory Johnson y Dewanna Bonner las que asumían las acciones de ataque, que se veían favorecidas por segundas opciones de tiro.

 

Tras un intercambio de triples entre Xargay y Booner, el duelo aparecía igualado 9-9 y Alberto Miranda comenzó a mover el banquillo. Hacía falta un punto más de intensidad defensiva, sobre todo por dentro, para poder también cerrar el rebote y su opción fue Vanessa Blé. Aunque Johnson, con calidad pero sobre todo con intensidad, conseguía anotar, llegaba la respuesta de Avenida que seguía acertado desde fuera, con triples de nuevo de Xargay y Marta Fernández.

 

Un último empujón de Avenida que coincidió con la presencia de Bonner y Johnson en el banquillo y con un mal lance del duelo, cuando Zhedik cayó lesionada –mala pinta para su rodilla-, permitió al equipo salmantino finalizar el primer cuarto cinco puntos arriba, 21-17.

 

Si el comienzo del encuentro resultó atractivo para el espectador, la calidad del juego cayó muchos enteros en el segundo cuarto. Ni uno ni otro encontraban el aro sucediéndose los errores al mismo ritmo que los minutos. En cinco minutos Avenida anotó dos puntos y su rival cuatro. Buscaban soluciones los entrenadores y en la laguna ofensiva que sufría el duelo era Johnson la que anotaba para empatar. Una técnica al equipo salmantino permitió a Nadezhda situarse por primera vez por encima, 24-25. Primer momento de apuro para Avenida que buscó la respuesta cargando hacia Robinson para que a dos minutos del descanso se llegara con igualdad absoluta, 28-28.

 

Zhedik cayó lesionada casi al final del segundo cuarto (Foto: N. S. Z.)

 

Dos minutos en los que sólo las visitantes pudieron anotar, desde la línea de personal, después de decretar los colegiados dos faltas muy protestadas por la grada. Del árbitraje europeo, más permisivo, ni rastro de manera que Avenida se fue al descanso 28-34 y con la necesidad de encontrar soluciones a un ataque bloqueado.

 

Con un triple de Bonner se reanuó el encuentro que se ponía en un momento peligroso, 28-35, después de agotar Avenida sus primeras posesiones sin anotar. Esta vez fue una técnica a Nadezhda bien aprovechada la que permitió a Avenida venirse arriba, sobre todo tras una acción de 2+1 de Murphy. Volvía la igualdad, 34-35 y un partido más parecido al del primer cuarto. 

 

Ahora empujaba el ‘infierno azul’ y festejaban con rabia las canastas las de Avenida con todo el mundo atreviéndose a mirar aro mientras en Nadezhda la que quería asumir todo el protagonismo era Bonner, que acertaba unas veces pero también erraba en dos lanzamientos seguidos. El marcador apenas progresaba, 38-35 porque el partido ya era a cara de perro. Bastaba ver el enfrentamiento entre Xargay y Cruz para saber que hasta el final iba a haber pelea. 

 

Mariona Ortiz en acción defensiva durante el encuentro (Foto: N. S. Z)

 

Diez minutos (42-40) por delante con todas las incógnitas sobre el parqué porque tan imprevisibles en sus buenos momentos y sus dudas eran los equipos como los propios colegiados, capaces de señalar una técnica a Kuzina en el entretiempo entre cuartos.  

 

Era el momento de echarse en brazos de la que hasta ahora ha sido la mejor arma del equipo, su defensa, y así lo entendía la afición, que la reclamaba en cada acción de ataque visitante. En la otra zona 'las Martas' eran las que cogían galones ofensivos para entrar 50-44 a algo más de cinco minutos del final.

 

La fiera había apretado los dientes y parecía no estar dispuesta a soltar a la presa. Ahora todo el equipo mordía atrás y también en ataque arriesgando en penetraciones que se saldaban con canasta o falta, 54-44. Máxima renta a cuatro del final. Nadezhda ya sólo pensaba en llevar balones hacía Bonner y Johnson mientras Avenida apuraba sus ataques. El tiempo jugaba a su favor y el técnico visitante buscó soluciones con un tiempo muerto a dos del final, 57-48.

 

Avenida puso rúbrica a la victoria con tranquilidad, la que puede administrar ahora con dos victorias convincentes en dos partidos muy diferentes.