Perfumerías Avenida sentencia en cuanto deja de ser su peor enemigo

Las jugadoras de Avenida en un parón del juego (Foto: Cristian Martín)

Victoria clara de Perfumerías Avenida en Azpeitia  (44-77) en un encuentro que se resolvió cuando la escuadra salmantina dejó de ejercer de su peor enemigo con errores y pérdidas. En cuanto se puso a jugar, sin necesidad de excesos, puso tierra de por medio hasta barrer al rival.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

44 AÑARES RIOJA ISB (14+9+12+9): E. Bereziartu (7), I. Lizarazu (4), M. Davydova (7), R. Silva (16), M. Markovic (8) -cinco inicial-, G. Arregui (0), A. Epelde (0), O. Aizpurua (2), I. Lizundia, M. Zubizarreta (0)

 

77 PERFUMERÍAS AVENIDA (12+20+17+28): M. Ortiz (0), K. Vitola (0), J. Gemelos (13), G. Marginean (14), A. Ndour (8)-cinco inicial-, L. Rodríguez (7), C. Pedrals (3), S. Domínguez (7), V. Blé (5), V. Gidden (9), A. Lelas (11). 

 

ÁRBITROS: Torres Sánchez y Bravo Logroño.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 3 de Liga disputado en el polideportivo Azpeitia. 

Perfumerías Avenida suma su segunda victoria de la temporada en un encuentro que tenía que ganar sí o sí. Lo hizo sin lucimiento imponiendo su infinita mayor calidad ante un rival peleón y poco más. El problema que tuvo el equipo salmantino fue consigo mismo. Entró horriblemente mal al partido, con poca intensidad y constantes errores y de una forma que de no haber tenido al conjunto vasco enfrente posiblemente podría haber pagado muy caro. Lo mejor es que poco a poco se recompuso y lo pudo hacer con participación de casi todas las jugadoras, aunque especialmente destacable la labor de una Vanessa Blé que fue la primera en entender que para ganar a cualquiera lo primero que hay que hacer es ponerse el mono de trabajo. 

 

Dos problemas tuvo el equipo salmantino en el primer cuarto que explican la razón por la que se vio pronto por debajo y con cierto agobio. Por un lado el acierto de la base venezolana del equipo local Roselis Silva, que acabó con 12 de los 14 puntos de su equipo. Muy pronto quedó claro que con defensoras encima o no iba a ser la que asumiera la mayoría de los lanzamientos así que después de unos primeros minutos en los que nadie consiguió frenarla, poco a poco el trabajo sobre ella permitió que sus porcentajes empeoraran.

 

Más preocupante el segundo de los problemas que no fue otro que el de la precipitación y las pérdidas constantes. De hecho a los dos minutos de partido Alberto Miranda ya había pedido su primer tiempo muerto porque el equipo acumulaba cinco balones perdidos y una desventaja de 6-0. La falta de intensidad y la entrada al campo de Gidden y Blé provocaron que Avenida comenzara a defender con más dureza y, después de un triple de Silva que ponía el 14-7 en el marcador, empezó a remontar terreno aunque fuera muy poco a poco.

 

De hecho no fue hasta el inicio del segundo cuarto cuando después de dos canastas consecutivas de Ndour consiguó ponerse por primera vez por delante, 14-16. Poco a poco el equipo iban encontrando sensaciones. Con Blé en la buena línea de dureza y trabajo con el que ha comenzado la temporada y Ndour por dentro hacia daño al equipo vasco que, sin aparecer Silva, apenas encontraba soluciones ofensivas. Con la confianza de verse por delante, la dirección de Silvia Domínguez y una defensa cada vez más asentada a toda pista, el equipo salmantino empezó a coger ventaja y superó la barrera de los diez puntos tras un triple de Gemelos, 18-30. 

 

Lo que le quedaba a Avenida hasta el descanso y probablemente hasta el final del partido era no dejarse enredar en el juego tosco que como recurso le quedaba al Azpeitia, que aprovechó que no tenía faltas para endurecer el juego hasta el parón, 23-32, y sobre todo, no permitirse algo como perder hasta 15 balones en 20 minutos. 

 

Cinco puntos de Gemelos sirvieron para abrir el tercer parcial que caminaba con comodidad para la escuadra azul, 27-39, hasta que una técnica a Gidden que nadie entendió permitió a las locales bajar de los diez. Se planteaba en el partido uno de esos momentos en los que hay que aprender a mantener la calma porque casi cada contacto empezaba a ser pitado, el juego se volvía muy feo con apenas acciones de canasta en juego. Las distancias se mantenían hasta que con un triple de Marginean se alcanzó la máxima de 15, 34-49. Un buen colchón de seguridad ideal para afrontar el último parcial.

 

No está Perfumerías Avenida para desaprovechar minutos de juego así que aunque el encuentro estaba resuelto el tiempo del último cuarto había exprimirlo para mejorar sensaciones porque esto no para y el sábado, a las 18.00 horas en Würzburg, espera un rival que no regala nada como Gran Canaria y con las cámaras de televisión esperando para enseñar a toda España que este Avenida progresa adecuadamente.