Perfumerías Avenida, por encima de la derrota quedó la actitud

No pudo ser. Perfumerías Avenida perdió la imbatibilidad como local en Europa esta temporada ante Sparta&K, 59-66. Durante casi todo el encuentro el equipo salmantino fue a remolque pero ni un sólo segundo dejó de creer en la victoria y con esa actitud las derrotas serán contadas. 

FICHA DEL PARTIDO

 

59 Perfumerías Avenida (13+16+12+18): Marta Fernández (4), Marija Rezan (8), Marta Xargay (8), Shay Murphy (12) y Angel Robinson (20) –cinco inicial-, Leo Rodríguez (5), Mariona Ortiz (0), María Pina (0), Krystal Thomas (2), Tamara Abalde (0).

 

66 Sparta&K (19+17+10+20):  Petrovic (19), Belyakova (10), Baric (10), Vieru (12) y Ajdukovic (12) –cinco inicial-, Grigoryeva (0), Namok (3).

 

ARBITROS: Marko Vuckovic (SLO), Bernard Vassallo (MLT) y Jean Charles Collin (FRA). Eliminaron por cinco faltas personales a Murphy, de Avenida y a Vieru y Ajdukovic, por parte de Sparta&K. 

 

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el pabellón de Würzburg ante 3.000 espectadores. 

Cualquiera hubiera dicho que nada más empezar que ambos equipos estaban deseosos de acabar cuanto antes y no precisamente por una cuestión de apatía sino por el ritmo vertiginoso que impusieron ambos. Acciones de ataque rapidísimas, resueltas casi siempre antes de los 15 segundos de posesión y como consecuencia de ello mezcla de errores y aciertos merced a la cual el marcador fue igualado durante los primeros cinco minutos.

 

El despertar anotador de Baric y Petrovic coincidió con el atasco ofensivo de Avenida que acumuló hasta cuatro acciones seguidas sin ni siquiera tirar a canasta y merced a ello Sparta&K pegó el primer tirón y se puso ocho puntos arriba, 11-19. Distancia que al final del primer parcial quedó ligeramente disminuida gracias a un par de tiros libres acertados –se erraron otros dos-, y a que al menos en defensa se mantenía el tipo.  

 

El trabajo atrás demostraba que Avenida ni mucho menos quería irse del partido y cuatro puntos nada más regresar a pista sirvieron para confirmarlo, 17-19. El equipo salmantino se soltó apoyado en su buen trabajo atrás, donde se encontraba la fórmula para frenar un ataque que empleaban en muchas ocasiones a cuatro jugadoras abiertas, el dominio del rebote y una forma directa de mirar el aro moscovita. No dejar colocarse a la defensa de Sparta&K, esa era la máxima y así el equipo logró recuperar el mando del duelo, 21-20, en apenas tres minutos.

 

El toma y daca era constante y con las lanzadoras de Sparta&K en pista no vale ni medio despiste. Dos acciones seguidas en las que la defensora dejo un metro de más y sendos triples de Baric y Belyakova para devolver el mando al banquillo visitante. El duelo iba ganando en intensidad y se iba calentando a medida que las decisiones arbitrales, sobre todo sancionando con faltas varias acciones defensivas, iban favoreciendo al conjunto visitante que acabó el cuarto con siete puntos de ventaja porque cuando entran en racha ‘manos de seda’ como Petrovic, Baric y Belyakova es difícil evitar el despegue. 

 

Sin ninguna concesión, sin respiro, sin dar un balón por perdido. Así continuaron ambos equipos tras el descanso, con Sparta&K siempre por delante y Avenida luchando para el hueco no fuera mayor a cuatro o cinco puntos.

 

A los puntos de Robinson o Leo Rodríguez respondía el equipo ruso de la mano de Petrovic y si al partido le faltaba algo aparecían los árbitros –empeñados en sancionar casi cada contacto-, para señalar acciones controvertidas en momentos cumbre como una falta en ataque a Xargay con 41-44 a dos y medio del final del cuarto.  A Perfumerías Avenida le faltaba un mayor acierto de Murphy, apenas seis puntos los tres primeros cuartos con síntomas de cansancio a medida que el choque avanzaba, para dar asaltar de forma definitiva el mando del choque que quedó abierto antes de afrontar los últimos diez minutos, 41-46.  

 

Ajdukovic empezó a decidir el choque en el principio del último parcial. Dos ataques sin acierto local y dos canastas de la pívot situaron a Sparta&K con una renta de nueve puntos que hacía tiempo no disfrutaba y con un marcador así el conjunto moscovita se mueve como pez en el agua porque empiezan a aparecer sus tiradoras, 42-52, a ocho minutos del final. 

 

Irreprochable Avenida lo siguió intentando, aplicándose atrás para tratar de recortar, 46-52, e incluso tener la oportunidad de acercarse más, 52-54. La mala suerte quiso que un triple que estaba dentro lanzado por Murphy se saliera y que Fernández no pudiera aprovechar un lanzamiento a aro pasado ante Vieru.

 

Un final no apto para cardíacos con una reclamación de Avenida a la mesa tras dar una posesión completa a su rival, una falta a Rezan en lo que parecía un tapón claro  y una canasta de Petrovic sobre el último segundo de posesión acabaron por decidir un choque, no sin librarse la afición de un recital de pito de los colegiados que alargaron el final de manera innecesaria. En cuanto a calidad quizás no fue el mejor partido pero tras la derrota, el aplauso es merecido por la actitud. 

Ver album