Perfumerías Avenida no se permite dolores de cabeza

Silvia Domínguez intenta progresar ante la defensa de Gaby Ocete (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida aumenta su cuenta de victorias que llega a las 17 después de superar a un Mann Filter que, aunque peleón, no hizo sombra al poderío salmantino (76-56). 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (16+20+23+17) Silvia Domínguez (11), Jacki Gemelos (9), Vanessa Gidden (6), Gabriela Marginean (7), Astou Ndour (15) -cinco inicial-, Leo Rodríguez (8), Ewelyna Kobryn (10), Kristine Vitola (6), Alana Beard (4), Elena Pedrosa (0). 

 

MANN FILTER (11+13+12+20): Mosh (1), Ocete (9), Ferrari (14), Zlatanova (10), Liepkalne (18) -cinco inicial-, Lo Sylla (2), Calvo (0), Esparcia (2).

 

ARBITROS: Quintas Álvarez y Fernández Ortega. Eliminaron por cinco faltas personales a Alana Beard. 

 

INCIDENCIAS: Partido corresopndiente a la jornada 18 de Liga disputado en el pabellón de Würzburg. 

No fue sin duda el mejor partido de Perfumerías Avenida. No se vio la mejor versión de varias de sus jugadoras, ni de lejos, y aun así el equipo salmantino ganó con claridad al equipo que venía en mejor momento y con mejor racha de resultados después del salmantino. La exigencia es máxima para el equipo salmantino y más que se le va a pedir pero parece claro que ni en uno de sus días discretos se permite un dolor de cabeza.

 

Dicen los expertos que lo que mejor le puede venir a Perfumerías Avenida en un momento cumbre de la temporada como es este, con Copa y partidos clave en Euroliga por delante, es encontrarse enfrente equipos competitivos en Liga y en eso en este momento en la competición doméstica quizás el que mejor cumple ese requisito es Mann Filter.

 

Lo había demostrado por los resultados que viene acumulando y lo puso en práctica desde el minuto uno del encuentro en Würzburg. A cualquiera que le guste competir le gusta lucirse en la mejor plaza y más si hay cámaras de televisión y por eso el equipo maño apretó de lo lindo desde el minuto uno y obligó a Perfumerías Avenida a meterse pronto en faena. Lo hizo el equipo salmantino, mejor atrás que en ataque, y por eso cogió el mando del partido desde el principio con Silvia Domínguez como principal referencia. Ella es como esa aspirina que combate el dolor de cabeza.

 

La base era la que anotaba con más facilidad y de su mano llegó el primer triple que puso a Avenida 14-5. El problema para las locales es que mientras les costaba superar la dureza de su rival atrás, en su zona varias jugadoras se iban cargando de faltas, Marginean y Beard apenas habían entrado en juego cuando ya se tenían que sentar en el banco, y el equipo maño se fue metiendo poco a poco en la pelea. Un triple de Liepkalne dejó igualada la situación al final del cuarto, 16-11.

 

La defensa del equipo amarillo, peleona de ayudas, sacó de punto a Avenida en el inicio del segundo cuarto. Aunque físicamente muy superiores por dentro no había forma de que las pívots impusieran sus puntos en la pintura y se erraban lanzamientos relativamente cómodos así que punto a punto desde la línea de personal Mann Filter igualó el duelo a 16. Su baloncesto es de todo menos bonito pero de los que puede desesperar al rival. 

 

Vitola frente a Zlatanova (Foto: Teresa Sánchez)

 

Tras un tiempo muerto de Miranda las azules parecieron entender dónde tenían la superioridad y en un visto y uno visto lograron un parcial de 6-0 para volver a ponerse al frente aunque se echaba en falta la fluidez ofensiva de otras tardes. Sin hacer ‘nada’ se iba nueve arriba, 31-22, y el partido se animaba además con una antideportiva a Silvia Domínguez -se la pitó Lapeña que venía haciendo trabajo de sordina durante muchos minutos sobre el colegiado de fondo-, cuando esta era la que había caído al suelo al entender que arrastró las piernas para derribar a una rival.

 

La acción acabó con un punto en contra pero activó a la grada y en la pista respondió Leo Rodríguez con un triple para el 34-23. Al descanso una ventaja de doce puntos, cómoda después de lo visto, 36-24. 

 

Se reaunó el partido con lanzamiento libre para Gemelos por una técnica pitada a Ocete con el reloj a cero. Primeros puntos para ir cimentando una ventaja que sin grandes parciales sí iba creciendo porque ahora Avenida ya encontraba un poco mejor a sus interiores. 

 

Ndour en posición defensiva frente a Liepkalne

 

Un triple de Gemelos a los seis minutos del cuarto llevó la ventaja por encima de los veinte puntos, 48-27. Pero más allá de la renta quizás el ver a un equipo que llegaba en racha como Zaragoza en menos de 30 puntos era lo que explicaba porque Avenida había roto el duelo. 

 

Con claro dominio del rebote y con Vitola y Kobryn corriendo el contraataque el equipo salmantino ahora sí pasaba por encima de su rival y ganaba los últimos diez minutos con 23 puntos de ventaja.

 

Quinteto atípico para afrontar el tramo final con Leo Rodríguez al base y con minutos para Marginean y Beard para a las que las faltas apenas había dejado protagonismo aunque era por dentro, cuando las dos center europeas se encontraban, por donde se seguía haciendo año. Duró poco la prueba con la canaria en la dirección, Silvia de nuevo a la pista y ante dos canastas seguidas de Mann Filter tiempo muerto de Miranda que ante dos errores no quiere dar un margen al despiste de las suyas. No estamos en época de relajación. 

 

Ndour asumió rol anotador en el tramo final por Avenida, y eso que se le fueron varios lanzamientos fáciles bajo el aro, mientras Ferrari, casi inédita el resto del partido, aprovechó para sumar en su estadística.

 

Noticias relacionadas