Perfumerías Avenida no se distrae para meterse en la final

Gemelos penetra ante la defensa de Ferrari

Perfumerías Avenida no dio pie a la sorpresa y ya está en la final (63-88) tras doblegar a un orgulloso Mann Filter que no aguantó el ritmo impuesto por la escuadra salmantina. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

63 MANN FILTER (16+16+9+22): Gabi Ocete (5), Ana Calvo (0), Paola Ferrari (23), Dita Liepkalne (4), Luci Pascua (11) –cinco inicial-, Carolina Esparcia (2), Jacklin Zlatanova (16), Irene Lahuerta (0), Nogaye Lo (2).

 

88 PERFUMERÍAS AVENIDA (18+23+17+30): Silvia Domínguez (4), Alana Beard (12), Leo Rodríguez (5), Gabriela Marginean (17), Astou Ndour (10) –cinco inicial-, Ewelyna Kobryn (12), María Asurmendi (11), Kristine Vitola (4), Jacki Gemelos (10), Clara Hernández (3).

 

ÁRBITROS: Juan Manuel Uruñuela Uruñuela y Cristian José García Rodríguez.

 

INCIDENCIAS: Segundo partido de la semifinal por el título disputado en el pabellón Eduardo Lastrada. 

Podía esperarse y así fue. El partido, al menos en sus primeros minutos, poco tuvo que ver con el que se disputó en Würzburg. Perfumerías Avenida alcanzó el término del primer cuarto por delante pero le costó situarse en esa posición porque la salida al parquet fue distinta en ambos equipos. Mann Filter sabía que no se podía dejar sorprender en esos primeros instantes y salió mucho más despierto a la pista con la aportación fundamental de dos jugadoras.

 

Por un lado Ferrari, que empezó el partido con acierto desde la línea de 6,75 metros, y por el otro, Luci Pascua, que dominaba bajo el aro y con segundas opciones anotaba para su equipo. Avenida se encontró con una zona enfrente que, en principio le costó leer y con todo eso se encontró por debajo con una diferencia máxima de cuatro puntos.

 

La entrada de Kobryn, con más presencia física en la zona para frenar a Pascua, y de Gemelos, que leyó a la perfección esa zona en los primeros ataques, permitió que Avenida se anotara un parcial de 0-5 justo antes de finalizar el cuarto al que llegó dos arriba tras triple de Leo Rodríguez.

 

Con un parcial de 2-9 se reanudó el partido. Los primeros puntos de Kobryn y un pequeño estirón más después de un antideportiva a una excitada Pascua que le metió un empujón tremendo a Marginean tras varias acciones en las que ambas se habían visto las caras. Ndour empezó a dejarse ver y Avenida se fue por encima de los diez puntos, 18-29.

 

El desgaste empezaba a hacer merma evidente en las jugadoras de Mann que así lo reflejaban en su rostro aunque seguían intentando pelear por no irse del partido y recuperaban un poco de aire después de ponerse a siete puntos tras cambiar a defensa individual. Beard sacaba ventaja de sus emparejamientos para anotar cuatro puntos seguidos que devolvían el más diez y Avenida venía como si cerraba bien el rebote y corría para su rival era imposible pararle porque además lo ejecutaba a la perfección con hasta tres líneas de llegada. Al descanso llegó nueve arriba después de que Ferrari anotara una triple sobre la bocina tras ‘birlar’ un rebote, 32-41.

 

Ndour salta para anotar ante la mirada del banquillo de Mann Filter 

 

Se reanudó el partido un poco como había empezado, con Avenida algo espeso en ataque  fallando bandejas claras y de ahí que Miguel Ángel Ortega parara rápido el partido para pedir a sus jugadoras más rendimiento defensivo para poder atacar con más libertad. Nada más regresar a la pista, robo de balón, contraataque y falta clara a Beard de tiro. La fórmula era evidente pero para desarrollarla había que hacer el penúltimo esfuerzo atrás.

 

Intentaban resistirse las locales pero Avenida pegó otro arreón antes de finalizar el tercer cuarto. Defender y rebotear pedía Ortega en los tiempos muertos y así llegaban puntos más fáciles con un triple de Marginean que ponía la máxima hasta entonces, 39-54 a trece minutos del final.

 

Sin necesidad de hacer un baloncesto espectacular pero jugando con orden seguían las de Salamanca aumentando su ventaja y abriendo la puerta de la final, 41-58 para afrontar el último cuarto.

 

Asurmendi abrió con triple el parcial y Gemelos se marcó una de sus penetraciones para 2+1 para solventar el intento de apretón de un Mann Filter que demostró mucho orgullo hasta que no pudo más. A esas alturas las defensas se relajaron, las de ambos equipos, de forma que la ventaja de Avenida fue poco a poco aumentando.

 

Ortega dio entrada a Clara Hernández que anotó su triple, jugadoras como Zlatanova, que jugó mermada con una máscara pudo despedirse engordando su estadística y Avenida cerró el partido y su pase a la final. Son once consecutivas. Ahí es nada.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas