Perfumerías Avenida honra la memoria de Paco Araujo en su adiós a la pretemporada

Avenida impuso su superioridad en Vigo

Perfumerías Avenida superó al Celta , 46-81, en su último partido de pretemporada durante la celebración del I Memorial Paco Araujo. Un triunfo rotundo, con un equipo que pese al desgaste del jueves no se guardó nada ante un rival voluntarioso. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CELTA (14+12+14+6): Senosiain (3), Manzanares (9), Alaece (6), Okocye (11) y Arsenic (4). Jugaron también: Hermida (7), González (4), Carrera (2), Arambarri (0), Rivas (0).

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (20+18+19+24): Salvadores (2), Marginean (18), Elonu (9), Krivacevic (8) y Vitola (9). Jugaron también: Milovanovic (14), Gil (5), Givens (12), Quevedo (4).

Cierre de pretemporada para Perfumerías Avenida en un encuentro especial ante el Celta en Vigo en el que supone el I Memorial Paco Araujo, en recuerdo del que fuera presidente del club. Un partido especial para las locales pero también para Avenida puesto que con Araujo siempre se mantuvo una gran relación y es valorado como una de las personas más importantes que ha tenido el baloncesto femenino español en los despachos.

 

Era por lo tanto un partido para hacer honor al hombre que le da nombre y Perfumerías Avenida se aplicó en ello pese a la ausencia de Silvia Domínguez -en el concurso de triples de la Liga Endesa-, y el cansancio acumulado tras disputar la Supercopa el pasado jueves.

 

Avenida regaló una camiseta con su nombre a los hijos de Paco Araujo 

 

Los preámbulos dieron paso a un duelo en que Miguel Ángel Ortega rotó y probó muchas cosas, mientras que las viguesas dieron la cara durante treinta minutos de un intenso duelo, a pesar de ser amistoso. Gabi, con 18 puntos, y una Milovanovic que, van a leer bien, hizo de base en muchos  momentos, fueron las más destacadas del día. 

 

Avenida era claro favorito y llevó el mando del marcador desde el primer minuto merced al acierto de Marginean, que finalizó el primer cuarto con siete de los 20 puntos anotados. Un duelo donde los ataques superaban a las defensas en esos primeros minutos. Trataba de imponer velocidad a sus movimientos el equipo local y mediado el duelo aguantaba doce abajo

 

Hubo que esperar al final del tercer parcial para que el choque quedara definitivamente roto. Apretó un poco en defensa Avenida, robó un par de balones, corrió y en un santiamén estaba 17 arriba, 40-57. Ahí ya sí se acabó la resistencia celtiña, incapaz ya en los últimos diez minutos de frenar a un rival físicamente mucho más potente y desatado en ataque hasta el definitivo, 46-81.