Perfumerías Avenida hace bonito un partido sin historia

Leo Rodríguez levantó al pabellón del asiento con una espectacular canasta desde más allá del centro del campo
Ver album

Apabullante victoria de Perfumerías Avenida, 94-36, que suma su decimoquinta victoria seguida en Liga, reparte minutos, ve dubutar a Kobryn y divierte a la grada con los puntos de sus jugadoras jóvenes.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

94 PERFUMERÍAS AVENIDA (31+18+25+20): Silvia Domínguez (5), Jacki Gemelos (3), Vanessa Gidden (14), Gabriela Marginean (15), Astou Ndour (15) –cinco inicial-, Leo Rodríguez (15), Ewelina Kobryn (4), Kristine Vitola (6), Clara Hernández (13), Elena Pedrosa (4).

 

36 AÑARES RIOJA (11+2+10+13): Garazi, Arregui (2), Ainara Epelde (2), Intza Lizarazu (2), Maria Davydova (2), Marina Markovic (6) –cinco inicial-, Naroa Uria (11), Eider Bereziartu (3), Irati Etxeberria (0), Maite Zubizarreta (8), Itsaso Astigarraga (0), Maitane Gurrutxaga (0).

 

ÁRBITROS: González Zumajo, Jorge y González Morán, Rodrigo.

 

INCIDENCIAS: Jorge González Zumajo y Rodrigo González Morán.

Hay partidos tan aparentemente sencillos para alguno de los contendientes que acaban por complicarse ante la desidia que puede aparecer. Algo así podía suceder ante Añares La Rioja porque la diferencia entre el equipo vasco y el salmantino es como la de la noche al día y por eso, porque ya no quiere más sustos esta temporada, el equipo saltó a la pista con la velocidad justa puesta a su motor. Ni siquiera tuvo que forzar y meter la más potente de sus marchas para demostrar la distancia que separa al líder de la Liga Femenina y al farolillo rojo.

 

Bastó salir a la pista con concentración, cada una sabiendo lo que debía hacer, buscando la tremenda ventaja en el interior para en minuto y medio forzar el primer tiempo muerto visitante ya con 7-0 a favor.

 

Una ventaja que se fue multiplicando con el paso de los minutos porque Avenida no perdonaba ni por dentro, muy superiores Gidden y Ndour, ni por fuera con Marginean y Gemelos martilleando desde 6,75 metros ante los espacios que se generaban. En apenas cinco minutos, Avenida ya superaba los veinte puntos de ventaja y el técnico salmantino empezaba a rotar. Primeros minutos para Kobryn, recibida con una gran ovación, y también a la pista Elena Pedrosa, primero, y Clara Hernández, después.

 

Añares lo intentaba con lanzamientos exteriores –de acercarse al aro ni hablar-, y así alcanzó los once puntos al finalizar el primer cuarto por 31 de Avenida que sino sumó más es porque con los cambios bajó algo en su efectividad en ataque.

 

Mismo guión en el segundo cuarto, aunque con menos puntos porque Avenida bajó ligeramente el ritmo y Añares siguió con los mismos o más problemas -dos puntos metió en el cuarto-. De hecho su primera canasta y única canasta fue aplaudida por la grada en un intento por animar a las jugadoras de un equipo que, por visicitudes federativas, se ha encontrado con batallas para los que no estaba preparado. Su dignidad a la hora de afrontarlas, encomiable.

 

Con algarabía se celebraba también en la grada el triple de Clara Hernández, el primero de una brillante serie, a la que Gemelos buscó liberada hasta que llegaron esos los puntos. La recompensa para quien curra en silencio cada día sin apenas ocasión de lucirlo.

 

Vitola y Kobryn, pareja interior de Avenida (Foto: Teresa Sánchez)

 

El partido al descanso ya estaba visto para sentencia así que cualquier cosa que no fuera dejarse ir de cualquier forma los 20 minutos del segundo tiempo estaría más que bien.

 

Y eso, cuando jugadoras como Marginean y Silvia Domínguez están en pista es un imposible. Festival de triples para reanudar el partido. La grada se divertía pidiendo tiros a Clara Hernández, que respondía con dos triples, y por si fuera poco para finalizar el cuarto Leo Rodríguez regaló otro desde media pista que hizo volverse loca a la grada al grito de “Leo, Leo”.

 

Poca historia más, aunque la facilidad con la que ganó Avenida no debe hacer olvidar que esta es su décimoquinta victoria consecutiva. Una cifra para la historia y eso que la azul ya tiene sus capítulos escritos.

 

 

 

Noticias relacionadas