Perfumerías Avenida finiquita por agotamiento a la horma de su zapato

Vanessa Gidden celebra una canasta en su estilo habitual (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Nueva victoria, (77-57) y van 20 de Avenida en Liga ante un buen La Seu que defendió su suerte hasta que su físico pudo responder ante lo que exige un rival más completo y físico.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (13+21+18+25): Leo Rodríguez (2), Silvia Domínguez (9), Alana Beard (10), Vanessa Gidden (21), Astou Ndour (10) –cinco inicial-, María Asurmendi (4), Kristine Vitola (4), Ewelyna Kobryn (4), Jacki Gemelos (8), Gabriela Marginean (5).

 

CADÍ LA SEU (20+19+3+15): Stanacev (5), Abalde (11), Arrojo (9), Perez (5), Gil (12) –cinco inicial-, Romero (9), Vilaró (3), Montoliu (0), Bahí (3).

 

ÁRBITROS: Juan P. Morales y Alfonso Olivares

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 21 de Liga disputado en el pabellón de Würzburg.

Cualquiera que esperara un partido en Würzburg un partido similar al que tuvo hace tres días en Madrid es que ha seguido muy poco al rival que visitaba la pista salmantina. Si intensidad y defensa es lo que Ortega quiere que distinga a su Perfumerías Avenida, un espejo donde mirarse es La Seu donde el técnico catalán marcó la temporada el camino que siguen, en versión mejorada, esta temporada. Bastaron dos minutos para darse cuenta de que el partido iba a ser de todo menos plácido para el equipo salmantino.

 

Ese tiempo es el que tardó Ortega en solicitar su primer tiempo muerto porque aunque el marcador era parejo y el planteamiento de ambos equipos muy similar –presión a toda la pista y ahogar al base para obligar a ataques largos-, se veía más cómodo en el papel al equipo catalán que lo tiene ‘más ensayado’ con ayudas y movimientos que le salen con una naturalidad tremenda. La movilidad de sus pívots también ayuda aunque sea en detrimento del poderío físico bajo los aros. Una apuesta diferente.

 

Volvió con la idea más clara el equipo salmantino a la pista, sobre todo en defensa evitando las penetraciones de Arrojo, y con un 2+1 de Gidden logró situarse por delante, 9-8. Ahora era el banquillo visitante el que paraba el partido y le surtió efecto porque apretó incluso más atrás y fue con agresividad al aro. Tras dos pérdidas de las bases de Avenida –tan incómoda Asurmendi como Domínguez-, se iba cinco arriba La Seu que fueron siete al final del parcial con canasta de una motivadísima Abalde.

 

Los puntos, dos triples, de Gemelos en la salida al segundo cuarto permitieron esquivar a Avenida sus dudas ofensivas, aunque La Seu se mantenía bien y alcanzaba los ocho puntos de ventaja, 19-28, tras otros dos puntos de Abalde. Avenida necesitaba defender mejor, aprovechar su envergadura para controlar el rebote y lo hizo hasta ponerse a tiro de su rival, aunque sin acabar de remontar. Podía correr en contadas ocasiones y con ataques llevados al límite de la posesión el equipo no atacaba cómodo, así que volvió a ‘estirar el chicle’, 28-36, su rival a dos minutos para el descanso.  

 

Ndour sale a la ayuda ante Stanacev (Foto: Teresa Sánchez)

 

El nivel de intensidad que exigía el partido era una de las bazas que jugaba a favor de Avenida que aprovechaba su mayor rotación para con ese plus de frescura dar una vuelta de tuerca antes de ese parón aunque aun así se fue cinco abajo, 34-39, consciente de que iba a tener que sudar tinta china para doblegar a su adversario.

 

Si algo parecía evidente es que Avenida necesitaba correr más para no tener que enfrentarse a una defensa que le incomodaba tanto. Por un lado tocaba apretar más aun atrás, en el uno contra uno y en las líneas de pase, y por otro controlar un rebote que había sido para La Seu en el primer tiempo, 12-14.

 

Así lo hizo Perfumerías Avenida que además en ataque encontró el acierto de Silvia Domínguez para finalizar un par de contraataques y poner al equipo por delante, 44-41 mediado el tercer parcial. 

 

Leo Rodríguez trata de superar el bloqueo de Gil para defender a Pérez (Foto: T. Sánchez)

 

De nuevo dos jugadoras frescas a pista justo en un momento en el que Gidden se imponía bajo los aros en ambas zonas. Una falta sobre ella tras robo provocó las iras del entrenador visitante que forzó una técnica y desde el tiro libre Avenida aprovechó para abrir brecha, 50-42.

 

Silvia Domínguez ya era la que manejaba el ritmo de partido y con diez arriba empezó el último parcial en el que el equipo salmantino quiso soltarse. La capitana penetraba haciendo daño, Gemelos regalaba asistencias por la espalda a compañera y público, aunque eso sí, doce puntos de ventaja no eran aun renta suficiente para dar por finiquitado a La Seu.

 

Con catorce arriba y seis minutos por jugar el tiempo muerto se presentaba como la ocasión para revertir la senda que había cogido el partido pero una triple de Asurmendi contra tabla y al límite de la posesión parecía dejar las cosas definitivamente claras. Ahí acabó el duelo en cuanto a la emoción de la victoria que se fue ampliando hasta parecer que no hubo lucha. Y vaya si la hubo. 

 

Por agotamiento y por fuerza (la interior con Gidden en una completísima segunda mitad) se llevaba el partido el equipo salmantino que suma y sigue mientras crece en su nueva idea. 

 

Ortega y Asurmendi, los dos debutantes en Würzburg (Foto: Teresa Sánchez)

Noticias relacionadas