Perfumerías Avenida encuentra a tiempo la rabia para mantener viva su racha

Silvia Domínguez en la defensa sobre la que fue compañera en Avenida, Mariona Ortiz (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida necesitó echar el resto (83-75) y que saliera la rabia de las mejores para doblegar a un Quesos El Pastor que con un juego descarado supo aprovechar que le dejaran mantenerse vivo en el partido 

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

83 PERFUMERIAS AVENIDA (24+23+15+21): Leo Rodríguez (10), Silvia Domínguez (5), Alana Beard (8), Kristine Vitola (4), Astou Ndour (14) –cinco inicial-, Ewelyna Kobryn (6), María Asurmendi (5), Jacki Gemelos (15), Gabriela Marginean (16).

 

75 QUESOS EL PASTOR (15+29+20+11): Andrea Riley (19), Mariona Ortiz (0), Dragana Svitlica (18), Natalie Van Den Andel (4), Sandra Pirsic (10) –cinco inicial-, Laura Aliaga (11), Eilidh Simpson (13).

 

ÁRBITROS: Juan Gabriel Carpallo Miguélez y Adrián Iglesias Ambrosio.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 23 de Liga Femenina disputado en el pabellón de Würzburg de Salamanca. El partido se jugó sin reloj de tiempo por estar estropeado, lo que obligó a cantar desde la mesa en cada posesión cuando se entraba en los diez últimos segundos y hacer la cuenta atrás desde 5 segundos. 

Perfumerías Avenida y Quesos El Pastor esta vez se han encontrado en un momento de la temporada en la que ambos ya tienen los deberes hechos y además en racha de victorias por lo que cabía esperar un encuentro entretenido, jugado sin la presión del ‘deber absoluto’ de ganar pero con la motivación de seguir manteniendo cada uno su línea. Por si cualquiera de los dos equipos no se encontraba suficientemente tensionado encima se encontraron con que el marcador de tiempo decidió no funcionar lo que obligaba a estar atentas a las voz desde la mesa marcando el final de cada posesión. Como para no con los cinco sentidos.

 

El equipo zamorano llegaba a Würzburg con cuatro victorias consecutivas en su haber y con una base como Riley, que en apenas 1,60 metros encierra lo que se viene a llamar una ‘jugona’, capaz de desestabilizar cualquier planteamiento.

 

Por eso Perfumerías Avenida afrontó con las ideas muy claras cómo debía plantear el encuentro. Lo primero cortocircuitar su ritmo de juego con Alana Beard literalmente pegada como una lapa a Mariona Ortiz, y lo segundo intentar provocar el fallo de Riley, llamada a jugarse muchos tiros, con Silvia Domínguez sobre ella.

 

Le funcionó de inicio al equipo salmantino que además se encontró con un buen acierto en ataque, favorecido en buena medida porque atacaba con acciones rápidas después de recuperar el balón. Con 9-2 pidió tiempo muerto Lucas Fernández pero eso no impidió que Avenida, que empezaba a introducir las primeras rotaciones, se fuera por encima de los diez de renta, 17-6.

 

Cierto es que con esos primeros cambios las locales perdieron efectividad sobre la defensa de Riley que en el inicio del segundo parcial lideraba a su equipo para comenzar a recortar distancias o con canastas inverosímiles o forzando personales en sus eléctricas penetraciones hacia el aro.

 

A Avenida le funcionaba su tiro exterior con Gemelos y Marginean pero faltaba aportación desde su juego interior, sobre todo bajo los aros donde pese a su aparente superioridad, eran las pívots del equipo zamorano, más intensas en el rebote y en la defensa, las que se imponían.

 

Con su equipo certero desde fuera, aprovechando que la defensa de Avenida no ajustaba bien, Svitlica tomó el relevo de su equipo en el acierto ofensivo y con un triple ponía a Zamora por encima a un minuto del descanso, 40-41. Dos aciertos bajo canasta de Kobryn y Ndour, casi los primeros del partido, y un triple de Leo Rodríguez en ese último minuto evitaron que con los puntos desde la personal Riley mantuviera a su equipo por delante, 47-44.

 

Gemelos sale a la defensa mientras Ortega y Gidden gesticulan en el banquillo

 

Avenida se fue a vestuarios con el aviso de que su rival no le iba a dar un segundo de tregua si se relajaba. Había que apretar, sobre todo por dentro, y sobre el interio comenzó cargando el juego el equipo azul aunque salió a la pista con cuatro pequeñas y seguían siendo las exteriores las que sostenían al equipo en puntuación mientras Riley aprovechaba cualquier acción para salir como una centella hacia el aro. 

 

Dos buenas acciones de Beard que robó y anotó fácil en contraataque abrieron una pequeña brecha, 55-48 que obligó al banquillo visitante a solicitar tiempo muerto. Parecía ahora más cómodo el equipo azulón, pero mejor espejismo porque su rival apretó en defensa y poco a poco se vino cada vez más arriba, con acierto desde 6,75, y sobre todo haciendo daño bajo el aro y aprovechando precisamente los errores azules bajo la canasta. Se puso por delante, 62-64, mientras en Perfumerías Avenida no se encontraban buenos pases y se perdían balones que dejaban a su rival en bandeja creer en la 'machada'.

 

Marginean, mejor que en partidos precedentes, y Kobryn, muy irregular (T. Sánchez)

 

Avenida era consciente a esas alturas que Quesos El Pastor se sentía tan ganador como él así que tocaba apretar los dientes, en defensa y cargando el rebote como no se había hecho hasta entonces. Por fin apareció en el juego ofensivo Ndour para poner rúbrica a puntos locales bajo los aros y también la valentía de Leo Rodríguez que se atrevió a ir contra todo para situar al equipo de nuevo por encima, 75-71, en un momento en el que Ortega volvió a apostar con jugar con cuatro pequeñas. Silvia, Leo, Gaby, Jacky y Astou, las cinco mejores de Avenida para afrontar los tres minutos definitivos. 

 

Un triple de Ndour puso a las locales diez arriba, 81-71, y ahí quedó prácticamente finiquitado el encuentro que tuvo de bueno el comprobar quiénes dentro del equipo empiezan a ser capaces de sacar las castañas del fuego cuando empiezan a quemarse. 

 

 

Noticias relacionadas