Perfumerías Avenida dejó la tensión en el descanso y se soltó para superar su primera final

Ndour y Crvendakic en una acción emparejadas en el partido (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida supera su primer final en su particular reto en la Euroliga y supera a Sopron después de un segundo tiempo en el que, superada la tensión, fue muy superior, 74-60.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

74 PERFUMERÍAS AVENIDA (13+23+23+14): Silvia Domínguez (7), Jacki Gemelos (6), Vanessa Gidden (9), Gabriela Marginean (12), Astou Ndour (16) -cinco inicial-, Leo Rodríguez (16), Kristine Vitola (10), Elena Pedrosa (0).

 

60 UNIQA SOPRON (14+23+10+13): Z. Fegyverneky (7), Z. Simon (10), A. Crvendakic (24), S. Krnjic (3), I. Ciglar (4) -cinco inicial-, L. Halvarsson (2), V. Weninger (1), B. Hatar (2), A. Lelas (5), D. Dubei (2). 

 

ÁRBITROS: Sebastien Clivaz (SUI), Jelena Tomic (CRO), Samira Barrina (POR). Eliminaron por cinco faltas personales Gabi Marginean. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 10 de la Euroliga Femenina disputado en el pabellón de Würzburg.

No se podía esperar un partido sencillo para Perfumerías Avenida que si de aquí a que finalice la Euroliga parece que va a tener una final por delante en cada partido que dispute, sabía que el duelo ante el Uniqa Sopron era la finalísima.

 

De hecho se notó en la tensión del equipo en ataque en el inicio del partido y en su defensa en buena parte del primer tiempo. Un primer cuarto en el que le costó anotar, en el que los lanzamientos exteriores, pese a generar posiciones liberadas, no entraban y en el que la mayoría de los puntos llegaron gracias a su interior en acciones de transición rápida.

 

Mejor atrás aunque sin tirar cohetes, el equipo salmantino tampoco permitía que Sopron anotara fácil, aunque a las húngaras sí que las entraran los dos primeros triples de la mano de Crvendakic. Miranda dio unos minutos de respiro a Domínguez para intentarla liberar de la presión a la que le sometían Ciglar y Fegyverneky pero si normalmente el concurso de la base es clave, en Europa se nota mucho más porque tampoco atraviesa Gemelos ahora un momento de confianza y así, entre unas cosas y otras, el primer cuarto finalizó el tablas, 14-14, y con la sensación de que Avenida no había calentado –tampoco el ambiente del pabellón, frío, ayudaba demasiado-.  

 

En el partido la mejor era Crevendakic y ella asumió balón en el inicio del segundo cuarto para mantener por delante, por mínima renta a su equipo. A Perfumerías Avenida le seguían sin entrar los tiros, lo intentaban Gemelos, Leo, Gabi…, pero el equipo cargaba bien al rebote logrando segundas opciones para situarse 27-21 a cinco del descanso.

 

Silvia Domínguez avanza ante la defensa de Ciglar (Foto: Teresa Sánchez)

 

Seis puntos, dos triples, seguidos de Simon, quebraron la primera apuesta por una defensa zonal por parte de la escuadra salmantina que seguía sin encontrar una solución para frenar el acierto de Crvendakic atrás y que en ataque, a falta de acierto en el tiro, acertaba encontrando a Ndour a la que nadie de Sopron paraba cerca del aro para entrar en el último minuto con tres puntos de ventaja, 37-34. Krnijc sacaba falta después de anotar y Gidden no acertaba bajo el aro así que el duelo se fue al descanso tal y como había empezado, en tablas.

 

Con un triple de Silvia Domínguez se reanudó el encuentro -buena señal después del 0 de 6 del primer tiempo-, y aunque respondió bien en primeras instancia Sopron sí dio la impresión de que Avenida daba un paso al frente en su defensa y eso le permitía correr y sacar faltas de forma que el equipo húngaro se fue pronto al bonus. Era el momento de, ante cualquier situación de atasco, buscar a Marginean y su habilidad para sacar faltas e ir al tiro libre desde donde es un arma infalible. Verse 7 arriba era un logro, 50-43 y, de hecho, Laszlo Sterbenz paró el partido porque era uno de esos momentos clave. 

 

Ciglar ante la defensa de Gemelos (Foto: Teresa Sánchez)

 

El partido por fin se caldeaba y a ello ayudaba el 'pique' entre Lelas y Marginean que tuvieron algo más que palabras. Lo peor es que a la rumana le cayó la cuarta falta personal cuando más metida estaba en el duelo, a dos del final del cuarto y con Avenida ocho arriba, 53-45. 

 

Quizás era un momento delicado por aquello de perder una referencia pero este Avenida, para lo bueno y para lo malo, no depende de nadie y reaccionó mejor que bien. Leo Rodríguez anotó una canasta y robó un balón nada más entrar por Gaby, Vitola apretó al rebote y Gemelos cerró el cuarto con el triple que tanto se la había resistido para colocar el 60-47.

 

La dinámica ya sí era definitivamente positiva. Sopron, forzado por la situación, cometía errores y Perfumerías Avenida corría y se empezaba a divertir. Con otro triple de Gemelos llegaban los veinte puntos de renta, 68-48, con más de siete minutos por jugar. El partido, estaba resuelto. Primer escollo superado de forma que el reto sigue vivo.