Perfumerías Avenida cede el primer título ante un Bembibre que avisa de lo que espera

Givens, por el suelo intentando rescatar un balón (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Embutidos Pajariel Bembibre se proclamó campeón de la Copa Castilla y León de baloncesto tras imponerse con justicia a Perfumerías Avenida, 62-63, en un encuentro que el equipo salmantino nunca jugó cómodo. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (19+13+17+13): Adaora Elonu (12), Silvia Domínguez (5), Kristine Vitola (4), Krisi Givens (12), Jelena Milovanovic (15) –cinco inicial-, Laura Quevedo (5), Laura Gil (1), Tijana Krivacevic (2) y Gabriela Marginean (6).

 

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE (23+17+14+9): Dragana Svitlica (2), Aleksandra Stanacev (10), Brianna Banks (5), Vega Gimeno (12), Ariel Edwards (20) –cinco inicial-, Iciar Germán (4),Orla O’ReillY (0).

 

ÁRBITROS: Juan Gabriel Carpallo y David Sánchez.

 

INCIDENCIAS: Final de la Copa Castilla y León de Baloncesto disputada en el pabellón de Würzburg. En el descanso se homenajeó a las jugadoras que ascendieron en la temporada 1992.

No pudo ser. Perfumerías Avenida vio como se marchaba la opción de ganar el primer título de la temporada tras un partido malo, en el que nunca estuvo cómodo, demasiado atenazadas varias jugadoras, y ante un Embutidos Pajariel que lanzó el aviso al equipo salmantino de que en esta Liga todos van a salir a morder contra las de Ortega. La lección de la Copa CyL es que confianzas, las justas. 

 

Perfumerías Avenida se encontró de inicio un Embutidos Pajariel muy distinto al de su partido ante Quesos El Pastor. Metido desde el segundo uno en el partido, el conjunto leonés avisó a la de la escuadra salmantina de que no iban a permitir un partido para lucirse.

 

De hecho el primer cuarto fue claramente controlado por las de Francisco García merced al acierto de Edwards y ante un Perfumerías Avenida fallón ante el aro contrario y que perdía balones ante la defensa atenta de su rival a las líneas de pase. Y a lo que no eran líneas porque si algo sí se repetía respecto al sábado era la dureza, poco castigada, con la que se empleaban en algunos lances las visitantes.

 

Tampoco atrás estaba cómodo el equipo azul pese a las rotaciones que metía Ortega buscando más consistencia atrás y acierto en ataque. Con 19-23 se llegaba al final del primer cuarto, un aviso que le quedó claro a Avenida tras el paso por banquillo. Con cinco puntos seguidos recuperó el mando la escuadra de Ortega que apostó por un quinteto más aguerrido atrás con Quevedo, Gil y Marginean junto a Domínguez y Milovanovic. Se mejoró atrás pero los tiros exteriores no entraban, faltaba coger ritmo y al marcador apenas subían puntos. A seis minutos del descanso, 25-28 y tiempo muerto del banquillo local para seguir buscando soluciones.

 

Milovanovic, la mejor en ataque

 

El gran problema de Avenida llegaba porque apenas podía correr en ataque. O su rival anotaba y volvía rápido atrás o cortaba cualquier acción de salida con una falta y así las locales se veían abocadas a atacar en estático donde o no encontraban tiros cómodos o fallaban los aparentemente fáciles. Miedo a fallar, esa es la sensación de que quedó en más de una acción quizás porque en la presentación de muchas ante su afición había tantas ganas de agradar que se cayó en lo contrario.

 

Y en esas Embutidos Pajariel lo aprovechaba jugando como el que no tiene nada que perder -como la mayoría de los que juegan ante Avenida-, con mucha intensidad e intención para irse con la máxima, 27-35, tras triple de Vega Gimeno. Robos, tapones, rebotes, canastas casi sobre la bocina, le salía todo con merecimiento a Bembibre y buscaba soluciones Avenida o al menos que la renta no fuera mayor al descanso, cosa que logró con cinco puntos de Milovanovic, la única que en ataque encontró caminos en ese primer tiempo, 32-40.

 

El margen de mejora era tanto que bastó una buena salida, más agresivas atrás y aprovechando para correr, que en un visto y no visto y con un parcial de 7-0 todo se ajustó. Los puntos de Elonu y Givens obligaron a García a parar el partido en apenas dos minutos. Aparecía la versión MVP de Elonu y Milovanovic seguía con acierto desde fuera para situar el 47-48 a cuatro del final del cuarto. Al menos este Avenida sí era una versión más próxima a lo que se espera, aunque eso sí, Bembibre se recompuso bien a ese arreón y de hecho mantuvo el mando mando para afrontar los diez últimos minutos, 49-54. 

 

En el momento de echar el resto parecía que Avenida podía al menos mejorar lo hecho hasta entonces pero faltaba acierto en ataque y con un 55-58 llegaron cinco puntos seguidos de Bembibre que a falta de poco más de tres minutos, tal y como iba el partido, parecian sentenciarlo todo. Apareció Milovanovic con un nuevo triple para dar vida al duelio, 58-63, a 1'31". La desventaja se quedó en dos para jugar el último minuto. 

 

Milovanovic anotó de nuevo en un contraataque y se entró en el último ataque con opción de anotar y ganar pero el lanzamiento triple de Elonu no entró 

 

 

Noticias relacionadas