Perfumerías Avenida cae atrapado en la telaraña de la tarántula ripense

Perfumerías Avenida dejó escapar el primer punto de la final (47-61) en Würzburg y tendrá que hacer la machada de remontar el duelo. El partido se decidió en el tercer cuarto en el que Avenida, negado en el tiro, anotó seis puntos ante un rival hambriento e hiperactivo que cortocircuitó con su defensa a las salmantinas. 

 

47 PERFUMERÍAS AVENIDA (15++15+6+11): Marta Xargay (7), Leonor Rodríguez (0), Shay Murphy (9), Marija Rezan (12), Angel Robinson (19) –cinco inicial-, Marta Fernández (0), María Pina (0), Krystal Thomas (0).

 

61 RIVAS ECÓPOLIS (14+20+15+12): Laura Nicholls (16), Frida Eldebrink (4), Clara Bermejo (2), Queralt Casas (3), Louice Halvarsson (7) –cinco inicial-, Gaby Ocete (5), Jasmine Hassell (6), Rachel Allison (18).

 

ÁRBITROS: José Antonio Pagán Caro y Susana Gómez López.

 

INCIDENCIAS: Primer partido de la final de Liga disputado en el pabellón de Würzburg. Lleno. 

Esperar cualquier cosa que no fuera un partido táctico era casi impensable y no hizo falta que transcurrieran más de dos minutos para confirmarlo. Un juego del ‘gato y el ratón’ que se escenificó desde el primer instante con Rivas pensando en controlar de salida a Avenida poniendo a sus dos mejores defensoras Casas y Bermejo, sobre los dos puntales exteriores de Avenida, Xargay y Murphy, respectivamente. Enfrente el equipo salmantino muy pendiente de Eldebrink, las penetraciones de Queralt y buscando acciones rápidas en cuanto su dominio del rebote se lo permitía.

 

Una rapidez que se tradujo en sucesivos errores de uno y otro en esos primeros minutos y de manera que a la altura del cinco ninguno de los dos finalistas superaba los 6 puntos en su casillero.  

 

El primer acierto exterior de Avenida, un triple de Murphy, inició el que parecía el primer ‘arreón’ local. Siete puntos consecutivos de las de Lapeña que situaban un 13-6 en el luminoso y obligaban al banquillo visitante a parar el partido y a mover el banquillo con la entrada a pista de Allison a 3’24” para el final del cuarto.

 

Un momento clave porque Rivas ajustó su defensa y consiguió correr en dos acciones consecutivas en las que anotó fácil para devolver la igualdad al partido, 13-12, que se convirtió en 15-14 para acabar el cuarto con un parcial de 2-7 y una acción en la que Bermejo sufrió un aparatoso golpe en la nariz que la llevó a vestuarios –podría regresar a la pista en la segunda mitad-.  

 

El cambio a defensa zonal le había sentado bien a Rivas mientras que Perfumerías Avenida se atascaba en ataque y al margen de acciones interiores de Robinson encontraba pocas soluciones. Más incómodo el equipo salmantino, con menor dominio bajo los aros pese a la presencia de Thomas, y más suelto ofensivamente el madrileño gracias a la velocidad de Ocete y  que encontró en Allison la sustituta perfecta para Eldebrink.  Lo intentó también con una zona Avenida, que durante esos minutos se veía a remolque, y la puso en práctica tras el primer tiempo muerto solicitado por Lapeña. Funcionó en las primeras acciones con cuatro puntos seguidos para Robinson que devolvía la alternancia al marcador pero el problema venía desde fuera con un pobrísimo porcentaje en el lanzamiento (9 puntos de todo el exterior en 20 minutos) y un 1 de 8 en triples que lo decía todo.

 

El intento de poner a Pina sobre Allison no acabó de funcionar y a 2’29” para el descanso de nuevo era el banquillo local el que debía parar el duelo para buscar soluciones que no acabaron de llegar. Al descanso cuatro puntos por debajo para un Avenida que debía encontrar alternativas ofensivas en la segunda mitad, 30-34.

 

(Foto: Chema Díez)

 

Extraña frialdad en la reanudación, con hasta tres ataques consecutivos errados por las locales, y dos acciones desperdiciadas por Rivas para aumentar su renta. Tres minutos hasta entrar en harina aunque el problema para Avenida es que seguían sin entrar los tiros desde fuera, por dentro se endurecía, y mucho, el juego sin castigo, y Rivas sí encontraba puntos desde la línea de personal, 34-39 con seis minutos disputados del tercer cuarto.

 

Las alarmas se disparaban con el 34-41 que ponía un lanzamiento de Nicholls. Tocaba apretar, encontrar soluciones que no llegaban ni por fuera –lo intentaba Xargay pero nada le entraba--, ni por dentro –se cerraban todas las líneas de pase-, ante un rival que refrescaba a su rotación exterior constantemente buscando la máxima actividad atrás y en el que de nuevo aparecía Allison para con seis puntos consecutivos a los que sumó dos más de Hassell callar a la grada de Würzburg, 36-49 a diez minutos del final.

 

Perfumerías Avenida había caído en la telaraña ripense que además estrenaba cuarto con un triple de Eldebrink. Momento de echar el resto, en cancha y en la grada que con seis puntos se vino arriba, 42-52, a 6’39”, antes de un tiempo muerto de Hernández que trataba de enfriar los ánimos.

 

Apretaba como nunca Würzburg. También Avenida, la versión buena del equipo a la que, sin embargo, le seguía faltando ese tiro exterior que buscó Murphy con 45-52 y que sí encontró Ocete para cortar la reacción, 45-55.

 

La tensión ya era tremenda y en ese ambiente apareció la jugadora más determinante del duelo, Allison, para convertirse en el salvavidas perfecto para su equipo. De nuevo cuatro puntos suyos bajo el aro –los dos primeros absolutamente sola-, para volver a situar a Rivas por encima de los diez puntos, 47-59, a dos y medio del final. Ahí se acabaron las opciones del equipo local puesto que Rivas ya optó por agotar posesiones y consumir tiempo y Avenida, abocado a buscar el triunfo desde donde comenzó a caer en la telaraña, desde fuera. No fue solución y toca buscar alguna para igualar la eliminatoria en terreno ajeno. 

(Foto: Chema Díez)
Ver album