Perfumerías Avenida apura al límite su año 2013

El conjunto salmantino vence en la pista de Bembibre, 68-71, en un duelo igualadísimo que perdía por ocho puntos a nueve minutos del final. A dos segundos del final Xargay puso al equipo por delante y con el reloj a cero Murphy redondeó el marcador. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

68 EMBUTIDOS PAJARIEL (19+24+18+7): A. Gómez (7), R. Buch (12), M. Dennett (13), D. Liepkalne (14), E. Vivas (6) –cinco inicial-, R. Montenegro (16), D. Peteva (0).

 

71 PERFUMERÍAS AVENIDA (14+24+15+18): M. Fernández (6), M. Rezan (11), M. Xargay (7), E. Murphy (29), A. Robinson (11) –cinco inicial-, L. Rodríguez (2), T. Abalde (5), M. Ortiz (0), M. Pina (0), K. Thomas (0).

 

ÁRBITROS: Pazos Pazos, Daniel y Martín Vázquez, Cristian.

 

INCIDENCIAS: Jornada 11 de Liga. Partido disputado en el Pabellón Bembibre Arena. 

El año 2013 pasará a la historia como aquel en que Perfumerías Avenida ganó un título cuando el reloj de un partido estaba a cero y casi como si de un homenaje se tratara el equipo salmantino ha cerrado el año de una manera muy parecida. El equipo salmantino venció al Embutidos Pajariel de Bembibre, 68-71, en un duelo durísimo, ante un rival ultramotivado -apuraba sus opciones de acudir a la Copa-, que mandó durante buena parte del choque.

 

Avenida tuvo actitud, y a una líder en la figura de Murphy, para apurar sus opciones hasta el último minuto, al que entró dos puntos abajo, consiguió empatar Rezan y Xargay, a dos segundos del final, puso el marcador a favor con un tiro libre. Con el tiempo cumplido y el reloj a cero, y tras una buena defensa, Murphy homenajeó aquellos tiros de Le'Coe y redondeó la victoria. 

 

Antes del feliz final hubo que remar, y mucho, en la pista leonesa. Bembibre salió a por todas y después de asentarse en la pista tras el 0-4 inicial, se puso por delante con un gran acierto en el tiro. Cierto es que Avenida no lograba ajustar su defensa e incurría otra vez en numerosos errores y pérdidas de balón. Ocho regaló en el primer parcial y eso permitió que Embutidos Pajariel acabara por delante, 19-14. 

 

La diferencia no era muy grande y bastó con que el equipo apretara atrás, se apoyara en una zona y cargara con más entusiasmo el rebote ofensivo para que desapareciera e incluso el mando del luminoso pasara a estar del lado salmantino. Con cinco puntos arriba para Avenida se perdió la ocasión de dilatar la brecha dando magen a Bembibre para que de la mano de Montenegro, Vivas y Buch anotara tres triples que devolvían la fe a la escuadra local. 

 

Las alarmas se dispararon en el tercer cuarto. Volvió a bajar la tensión defensiva, Bembibre, crecido ante su público, se vino arriba y las locales se pusieron con diez puntos de ventaja, 50-40, que alentaban la preocupación en el banquillo de Víctor Lapeña. 

 

Era el momento de enfrentarse a los fantasmas, echar el resto y atar una victoria que permitiera acabar 2013 como lo que se espera de Avenida, líder. Volvió a aparecer la mejor versión defensiva -Pajariel se quedó en 7 puntos en esos diez últimos minutos-, y también la resolución ofensiva. Ahí el acierto de Murphy fue vital porque sus puntos mantuvieron la remontada para que en el último minuto llegaran de manera consecutiva las canastas de Robinson, Rezan y Xargay para dar la vuelta al duelo. El 'happy the end', ya en el límite, lo escribió ella misma.