Perfumerías Avenida apaga la luz del liderato

El equipo salmantino no estuvo en ningún momento en el partido y se vio superado por Girona desde el principio. 5/24 en triples y las permisividad en el rebote y en defensa, las claves.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

SPAR C. GIRONA (18+22+18+17) 75: Jordana (12), Gidden (10), Chambers (11), Kuktiene (15) y Ibekwe () -cinco inicial- Carbó (9), Freixanet (4), López (3) y Cutrinas (0).

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (16+13+8+16) 53: Xargay (14), Fernández (6), Murphy (8), Rezan (10) y Robinson (7) -cinco inicial- Ferrari (0), Ortiz (3), Blé (0) y Rodríguez (5).

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la primera jornada de la segunda vuelta que ha enfrentado a Spar C. Girona y Avenida en Fontajau. Las catalanas ya vencieron en el primer partido en WUrzburg (56-64) y se colocan líderes en solitario.

El liderato tendrá que esperar… Perfumerías Avenida apagó la luz de la primera plaza en un partido en el que solo estuvo físicamente y en el que careció de intensidad, ideas y acierto en ataque ante un Girona que impuso su ley desde el principio y que por momentos hizo lo que quiso con el equipo de Alberto Miranda, que parecía cansado física y mentalmente.

 

El marcador final (75-53) reflejó la diferencia real que existió en la pista con un Avenida que con 5/24 en triples, 16/35 en tiros de dos y la poca aportación de su juego exterior, hizo imposible la victoria ante su bestia negra, que ya venció en Würzburg (56-64) en la primera jornada de Liga y se coloca líder en solitario. Xargay (14 puntos) y Rezan (10+8) fueron luces intermitentes en el juego de las de Miranda.

 

Avenida se jugaba el liderato en la cancha del único equipo que le ha conseguido derrotar en liga, Spar C. Girona, en la primera jornada del campeonato y en Würzburg. Pero, desde entonces, las cosas han cambiado mucho… aunque el resultado fue el mismo: derrota de Avenida, que cosechó su tercera derrota de la temporada, dos ante el mismo rival.

 

Xargay por parte de las salmantinas y Gidden por las catalanas ponían intensidad en ambas canastas en un partido muy igualado desde el principio y que no lograba romper ninguno de los dos equipos, en un duelo con mucho respeto y con la primera plaza de la liga en juego. Avenida no podía correr porque Girona se lo impedía con una buena defensa y transiciones además de un mayor control del rebote pese al trabajo de Rezan.

 

Por ello y por el acierto en ataque y en el rebote ofensivo de las de Ramón Jornada, junto a mala la mala selección de Avenida en ataque dieron una ventaja a las catalanas que se encargó de cercenar Mariona Ortiz con un triple que dejó un 18-16 en el marcador al final de los primeros 10 minutos en los que las catalanas no cometieron ni una sola falta.

 

En el segundo cuarto, Avenida intentó imponer su ritmo pero Girona sabía cómo sujetar a las de Miranda, logrando la máxima del partido (24-16) en el minuto 12 de partido con buenas jugadas de las de Jordana en ataque con Gidden e Ibekwe como protagonistas. El equipo carecía de la frescura de otras ocasiones y ni Ferrari ni Murphy ofrecían por el momento claridad y canastas en ataque.

 

El marcador despegaba (27-18) para las de Ramón Jordana que echaron el cerrojo a su canasta, demasiado pequeña para las salmantina, muy erráticas, que no encontraban la manera de hacer daño. Una antideportiva a Mariona puso 11 arriba a las catalanas que desengraban a Avenida en el rebote, con hasta tres opciones de canasta en una misma jugada, que terminó con un triple de Jornada, dejando a Avenida fuera del partido 14 abajo (32-18, minuto 17) y sin señales de vida de las salmantinas.

 

Alberto Miranda paró el partido, pidió cabeza y abrir el campo para intentar revertir una delicada situación pero nada más lejos de la realidad porque Girona seguía castigando desde la línea de tres con Jornada como protagonista. Robinson rompió la sequía de más de siete minutos con buenos movimientos en el poste bajo pero Girona se colocó 18 arriba (38-20). Miranda se acordó de Leo Rodríguez y la canaria, junto a Robinson, dieron un empujón a las salmantinas para maquillar el resultado y reducir a once la diferencia (40-29) al descanso.

 

 

AVENIDA, SIN LUZ

 

En la reanudación, las cosas no le fueron mucho mejor a las de Alberto Miranda, que encajaron un parcial de 11-1 en los primeros cuatro minutos de juego con mucha precipitación y escasa paciencia en ataque y sin controlar el rebote lo que propició ventajas al contragolpe a Girona, que no perdonaba hasta humillar a las salmantina en el marcador (51-30, minuto 24) y con nulo acierto en el rebote y desde la línea de tres, que hundieron a Avenida.

 

Gidden, Jornada y Chambers movían a su antojo el balón en ataque ante la pasividad de una defensa que no apareció, entrando en el equipo salmantino en una espiral de errores que le fundió los plomos (56-30, minuto 26). Prueba de ellos es que Murphy anotó sus primeros puntos de tiro libre en el minuto 27 de partido… Una técnica a Alberto Miranda reflejó la desesperación de las salmantinas y solo Rezan daba síntomas de estar en el partido aportando puntos y rebotes pero sin ayuda.

 

Miranda pidió defensa en toda la pista tras canasta (obligado desgaste) e incidió en hacer un esfuerzo extra atrás para intentar recuperar algo que parecía perdido con un 58-37 al final del tercer cuarto.

 

En el último periodo, Avenida empujó para bajar la diferencia de los 20 puntos (60-43), quizá demasiado tarde, pero no era el día, ni mucho menos y su ‘bestia negra’ en Liga terminó humillando a las salmantinas que apagaron la luz del liderato y se lo ceden en solitario a Girona. Quizá la venganza llegue en otra competición…