Perera, "muy grave" tras dos horas y media de operación en La Glorieta

La cornada que ha sufrido en su primer toro ha afectado al recto, arterias ilíacas, el músculo psoas (abdominal), la vejiga, entre otros órganos. 

Miguel Ángel Perera tiene un pronóstico "muy grave" tras dos horas y media de operación en la enfermería de la plaza de toros de La Glorieta según el parte médico al que ha tenido acceso TRIBUNA de SALAMANCA.

 

La cornada que ha sufrido en su primer toro -el tercero de la tarde- cuando el maestro recibía a su oponente a la verónica, rodilla en tierra, ha afectado al recto, arterias ilíacas, el músculo psoas (abdominal), la vejiga, entre otros órganos. El diestro pacense ha sido intervenido por el cirujano Luis E. Ortega Martín-Corral con anestesia general hasta casi las 21.30 horas debido a la gravedad de las heridas del matador.

 

cogida perera

 

Es la cogida más grave que se ha operado en esta plaza" reconocía el doctor Ortega

 

Según el parte médico, la herida por asta de toro ha obligado a realizar una "laparotomía media infrasupraumbilical. La herida penetra en el retroperitoneo y disecciona la arteria iliaca común, así como la interna, la externa y la vena iliaca dejando el músculo psoas al descubierto".

 

"Se prolonga la trayectoria de la herida a la cara lateral derecha del recto llegando a arterias hemorroidales. Presenta una hemorragia intensa de retroperitoneo. (...) Sutura con reconstrucción de planos musculares y drenaje de penros".

 

En la puerta de la enfermería, mientras Perera era operado, han esperado con paciencia su cuadrilla y su suegro, el maestro Capea, así como su mujer Verónica Gutiérrez. También Julián López, 'El Juli', ha acudido de paisano de nuevo a la plaza una vez que ha dejado el traje de luces en el hotel.

 

cogida perera