Perera, con dos cornadas, sigue en la enfermería de La Glorieta

El pacense fue corneado al recibir con el capote a su primer ejemplar de Garcigrande.

La tarde se presentaba gris en Salamanca y poco tardó en volverse aún más oscura cuando en el tercer toro de la tarde, Perera era prendido de gravedad.

 

Las primeras informaciones apuntan a que el matador pacense tiene dos posibles cornadas en la zona del bajo vientre y una fuerte contusión en la espalda, ya que el toro le empujó hacia las tablas y terminó en el callejón.

 

En estos momentos, el diestro está siendo intervenido por el doctor Ortega en la enfermería de la plaza salmantina, como sucedió en la tarde de ayer lunes con Agustín Serrano, banderillero de Juan del Álamo.

 

Tras hora y media de operación, la operación continúa en la enfermería de la Plaza, con el maestro Capea, suegro de Perera, a la puerta de la misma.