Perdió el balón, perdió el partido

BUENA SENSACIÓN. Con un primer tiempo brillante de un Salamanca que reaccionó con solidez al dominio inicial del Betis.
TERESA SÁNCHEZ / SEVILLA
La UDS se vio apeada de la Copa a las primeras de cambio en el Ruiz de Lopera. La eliminatoria, más que complicada a priori, estuvo de su lado durante unos minutos y durante un primer tiempo en el que controló a su rival. Un gol inapelable y la pérdida del control del esférico significaron el final del periplo unionista en el torneo del KO 20010/11.

Comenzó apretando el Betis, que en apenas un minuto había botado dos córners y trataba que el juego se desarrollara en el campo de la UDS. Los de Cano, con varias novedades en el once, se plantaron sobre el césped con la idea habitual de partida: salir jugando desde atrás con los costados abiertos y en el día de ayer, buscando el juego a espaldas de Juanjo.

Poco a poco, la Unión se estiraba y a los diez minutos se arrimó por primera vez con intención a la portería de Razak mientras enfrente Iriney probaba por primera vez a Ángel Bernabé con un disparo desde la frontal.

Con los dos mismos protagonistas llegó al cuarto de hora la mejor ocasión hasta entonces, aunque el portero acertó a despejar el buen disparo de su rival. La UDS respondía rápidamente con una subida por banda de Arbilla cuyo centro, ya en el área pequeña, no pudo precisar Kike López.

El balón ya sí era casi totalmente del Salamanca y Sarmiento puso por primera vez a prueba a Razak tras una buena acción personal, con control en la frontal y disparo raso que acabó en corner.

El peligro local se generaba con algún balón perdido en la medular y la consiguiente contra, pero el balance defensivo era bueno y el trabajo de Bernabé inexistente.

El partido discurría por donde a la UDS le gusta, con Sarmiento y Kike haciendo daño por banda, Juanjo controlando balones sueltos y abriendo el campo y Perico, desestabilizando con sus acciones. Entre los cuatro se cocinaron el primer gol condimentado desde la izquierda en una rápida acción entre Juanjo y Kike López, que no pudo culminar Sarmiento en primera instancia, pero que sí remachó Perico en el segundo palo. El 0-1 poco antes del descanso hacía justicia a los méritos de uno y otro.

Apenas hubo tiempo para que los charros asimilaran su ventaja porque cuatro minutos después de la reanudación llegó el empate. Inapelable. Beñat enganchó un disparo lejano que cogió vuelo y una parábola imparable para Bernabé. El tanto desperezó a los locales que a base de disparos lejanos ponían cerco al portero unionista.

La UDS movió el banquillo aunque parecía necesitar una adaptación a los cambios, al equipo no se le notaba cómodo en el campo. El control del balón que había sido suyo en el primer tiempo, pasó a ser para el Betis.

En reaccionar estaban los charros, con un punto menos de intensidad de la empleada en el primer tiempo, pero el Betis no les dejó porque por primera vez consiguieron enlazar una jugada combinada con comodidad y en una acción de tiralíneas Rubén Castro remató el segundo gol.A partir de ahí los locales se sintieron seguros de la victoria, mientras el Salamanca intentaba sin conseguirlo recuperar su mejor arma, el balón.