Peñaranda de Bracamonte estrena el Centro ecuestre más importante de la región

Inauguración Complejo hípico Ruferser en Peñaranda de Bracamonte
Ver album

La empresa Ruferser ha inaugurado un Centro ecuestre en la localidad salmantina de Peñaranda de Bracamonte, que se ha convertido en un referente en Castilla y León, con un complejo de ocio en torno al caballo de más de 2.000 metros cuadrados, donde se cuenta también con una escuela hípica y un bar-restaurante, entre otros servicios

El Centro ecuestre cuenta con más de 2.000 metros cuadrados edificados, donde unas amplias cuadras dan cobijo a los caballos propios de la Yeguada Ruferser, así como a otros animales que están en las instalaciones en régimen de tutelaje. Este complejo cuenta con 60 boxes para caballos, así como duchas para el cuidado de los caballos, entre otras dependencias para los visitantes como son los vestuarios. 

 

Las dependencias cuentan con todos los servicios que puedan necesitar los amantes de la hípica, ya que también se contempla una Escuela en donde se imparten actualmente clases para iniciarse a la hora de montar en caballos. 

 

Ana María de Gregorio, de la empresa Ruferser, explicó que las instalaciones se completan con "un parque para niños, y el nuevo bar-restaurante La baticola, donde también se ofrecen comidas y banquetes". 

 

"Vamos a intentar traer concursos de caballos de raza lusitana, árabe o española, ya que contamos con las pistas apropiadas para este tipo de espectáculos y tenemos que aprovecharlas" comentó Ana María. 

 

A la inauguración de las nuevas instalaciones, ubicadas en la Avenida de Salamanca de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), acudieron numerosos aficionados al mundo de la hípica, así como vecinos de la localidad.