Pedrosa y Lorenzo quieren comenzar la remontada hacia Márquez

Tras el parón del verano Indianápolis es la primera de las tres carreras que pueden dejar definidos los Mundiales. 

El Gran Premio de Indianápolis pondrá fin al parón veraniego en el Mundial de Motociclismo para abrir una serie de tres carreras consecutivas que empezarán a definir la pelea por los títulos, que en la categoría de MotoGP encabeza el español Marc Márquez (Repsol Honda), pero ya con la amenaza de los 'recuperados' Dani Pedrosa (Repsol Honda) y Jorge Lorenzo (Yamaha).

 

El debutante en la categoría reina y líder del Mundial vuelve pletórico a territorio 'yanqui' después de su exhibición antes de las vacaciones en Laguna Seca. El piloto Repsol Honda se lució en el 'sacacorchos' con un adelantamiento a Valentino Rossi (Yamaha) y con la posterior victoria final con la que hacía historia, al ser el primer 'rookie' en ganar el Gran Premio, y salía más líder.

 

Las mermadas condiciones físicas de Pedrosa y Lorenzo ayudaron a Márquez a ampliar su renta en el Mundial. Los españoles de Repsol Honda y Yamaha corrieron el pasado 21 de julio lastrados por sus lesiones en la clavícula, terminando en quinta y sexta posición, tras sus caídas en Holanda y Alemania, aunque ambos forzaron para estar en California.

 

El vigente campeón del mundo asegura que está "mejor" para esta cita en 'Indy', donde sólo ha ganado en el año 2009, pero que está un poco cansado, algo clave sobre todo ahora que el Mundial afronta tres carreras consecutivas, donde buscará recortar la diferencia de 26 puntos con el líder.

 

Sin embargo, tiene otras cosas en su contra, como que Honda ha ganado las siete últimas carreras celebradas en los Estados Unidos desde que ganase en Laguna Seca en 2010 el balear, que además en Indianápolis nunca ha obtenido la 'pole'.

 

Del mismo modo, Pedrosa, que perdió el liderato tras no correr en Alemania y hacerlo mermado en Laguna Seca, acude optimista con estar nuevamente a su mejor nivel para empezar a enjugar la diferencia de 16 puntos con su compañero de equipo, aunque su hombro tampoco está todavía al cien por cien.

 

El de Castellar del Vallès tiene dos victorias en Indianápolis, en 2010 y en 2012, año éste en el que se convirtió en el gran dominador del Mundial, estando cerca de complicar un título que Lorenzo había encarrilado bien.

 

Pero ambos deberán batir a un Márquez cuya diversión y ganas de aprender han pasado a convertirse en opciones serias y reales de convertirse en campeón del mundo de MotoGP, aunque ha dicho que lo será si se le "aparece la Virgen". Ganador en sus dos años de Moto2 en este circuito, el de Cervera busca dar un paso de gigante hacia la corona completando un 'hat-trick' americano.

 

Intentando aprovechar el estado físico de Pedrosa y Lorenzo, además del líder, estarán otros pilotos ansiosos de buenos resultados como el italiano Valentino Rossi (Yamaha), que no afronta uno de sus circuitos favoritos, y el británico Cal Crutchlow (Yamaha), que el año que viene correrá en Ducati y que pugna con 'Il Dottore' por la cuarta plaza del campeonato.

 

ESPARGARÓ, A SEGUIR RECORTANDO; SALOM, A ABRIR BRECHA

 

Por otro lado, el Gran Premio de Indianápolis supone la vuelta a la acción de las categorías Moto2 y Moto3, cuyo parón ha sido más largo, ya que la cita de Laguna Seca es exclusiva para MotoGP.

 

El piloto español Pol Espargaró (Kalex), de quien se conoció en este parón su salto a MotoGP con Yamaha para la próxima temporada en el sitio que deja Crutchlow, retomará este fin de semana su pulso con Scott Redding (Kalex), líder del Mundial de Moto2 con 23 puntos de ventaja.

 

El catalán, tras un periodo irregular, con dos '0' incluidos, empezó a recortar puntos en Montmeló, y en las tres últimas carreras ha acabado por delante del líder, que todavía cuenta con un amplio margen a su favor y que todavía no ha cometido un error de consideración.

 

A favor del piloto de Granollers está que ha subido al podio en sus últimas cinco visitas a 'Indy' que, en cambio, no es un circuito que se le dé demasiado bien al piloto británico, que sólo cuenta con la tercera plaza en 2010.

 

Por su parte, Esteve Rabat (Kalex) buscará reencontrar buenas sensaciones, que no disfruta desde su último podio en Catalunya, para proteger su tercera plaza en la provisional general. Jordi Torres (Suter), ganador en Alemania, querrá seguir con estas buenas sensaciones, y Nico Terol (Suter), repetir el triunfo logrado en otro circuito americano, el de Austin.

 

Además, el protagonismo español en Moto3 vivirá un nuevo episodio en la cita estadounidense, donde se augura una nueva batalla entre las KTM de Luis Salom, Maverick Viñales y Alex Rins, los absolutos dominadores de la categoría.

 

El balear mantiene una renta de 14 y 30 puntos sobre sus dos perseguidores después de un tramo espectacular con tres victorias seguidas (Mugello, Montmeló y Assen) y un segundo puesto en Sachsenring, donde puso fin a su racha Rins, que quiere volver a tener sintonía con América para recortar distancias, ya que ganó en Texas.

 

Salom llega confiado después de haber ganado en su última visita al trazado estadounidense, mientras que Viñales ya ha avisado que deben pasar "al ataque" después de cuatro Grandes Premios sin subir a lo más alto del podio.