Pedro J. Ramírez: "En quince años no se imprimirá ningún periódico en España"

El periodista augura en Valladolid una "nueva edad de oro en el periodismo". Apuesta por los nuevos formatos digitales aunque rechaza su gratuidad si cuentan con información "con un valor añadido"

El periodista Pedro J. Ramírez ha augurado una "nueva edad de oro en el periodismo” que permitirá “ponernos en pie, ahora que estamos de rodillas, y poder volver a mirar por encima del hombro a esos que no se merecen que les miremos de otra forma”. Así de claro se ha mostrado el que fuera director del diario El Mundo en un encuentro con periodistas en Valladolid.

 

Pedro J. Ramírez ha hablado claro sobre el futuro de la prensa y ha vaticinado que “dentro de quince años no se imprimirá ningún periódico en papel en España”. Bajo esta perspectiva, el periodista cree en los nuevos soportes digitales crearán “un modelo de negocio que va a ser sostenible”. No obstante, Ramírez dice que solo triunfarán los que sean capaces de crear un contenido “con un valor añadido”, y piensa que no se puede plantear ningún nuevo medio que “no tenga contenidos audiovisuales integrados”.

 

Pedro J. Ramírez ha disfrutado de una ajetreada jornada en Valladolid, donde no ha faltado un encuentro con libreros, además de un acto en el que ha presentado su nuevo libro ‘La desventura de la libertad’, ante la presencia del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

 

En esa rueda de prensa con sus colegas periodistas, ha defendido que en tres años el tiempo de los que consumen información y contenidos de medios a través de dispositivos móviles superarán a los que lo hacen a través de la televisión. Pedro J. Ramírez cree que el concepto de periódico no cambiará, sino solo su soporte. “Un periódico es un proyecto intelectual”.

 

También ha defendido que estos contenidos “con valor añadido” no sean gratuitos. El paradigma es “meter el genio de la gratuidad dentro de la lámpara maravillosa de las suscripciones”, ha explicado gráficamente. Cree, asimismo, que los costes de los nuevos modelos son insignificantes con respecto a la prensa tradicional. “Cuando consigues un número de suscriptores suficiente para pagar a los periodistas de tu redacción, el resto serán beneficios”.

 

Tampoco han faltado palabras para los gobernantes y “poderosos”. “Ellos quieren un periodismo débil y famélico para aprovecharse de nosotros”, ha concluido el periodista y escritor, quien ha definido su profesión como “una manera de vivir”.

 

Noticias relacionadas