¿Pedirá C's al PP de Salamanca las 'cabezas' que Cifuentes le ha ofrecido en Madrid para gobernar?

Cargos del PP de Salamanca.

Las dimisiones de Figar y Victoria, los últimos casos de corrupción en Madrid, deben allanar el pacto C's/PP, pero Rivera pide "más pasos": sigue en el 'no' a Cifuentes... justo donde se han puesto hasta que el PP salmantino no firme su decálogo por la regeneración

"Es evidente que el PP y el PSOE están cambiando las cosas, no porque les guste ni porque les apetezca enfrentarse a los suyos, sino porque si no, no se gobierna". Esta frase del líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, resume lo que está ocurriendo en estos días de pactos, especialmente en el caso de los 'populares', que dependen del apoyo 'naranja' para renovar el poder en multitud de ayuntamientos y comunidades. Es, también, el caso de Salamanca, por lo que cabe preguntarse si el PP local y provincial hará los mismos 'sacrificios' que la candidata popular a presidir la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, está haciendo para facilitar el pacto con el que lograr el gobierno. Y a pesar de que el propio Rivera ya ha recordado que eso "no despeja nada" en relación con posibles pactos de investidura o gobierno.

 

Para los dirigentes de Ciudadanos en Madrid, las dimisiones de Figar y Victoria este jueves han permitido al PP madrileño salvar el primer 'match ball'. Así lo ha definido el el portavoz adjunto de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, que ha sido claro también con respecto a lo que hubiera pasado de no haberse conocido estas dimisiones fulgurantes: "Si no se hubieran producido no nos hubiéramos sentado el próximo lunes a negociar nuestro apoyo al Partido Popular". Así que está claro que el PP salmantino deberá presentarse impoluto si quiere seguir adelante con las conversaciones con C's, algo que no tiene fácil en apariencia.

 

Este mensaje vuelve a poner en el punto de mira a los imputados que tiene el PP en listas, candidaturas y aparato del partido, y que en algunos casos han empezado a actuar en la línea que exige Ciudadanos. En ese mismo punto de mira están algunos casos en Salamanca. Javier Iglesias, imputado por prevaricación, malversación y tráfico de influencias por haber auspiciado el despido de trabajadores de Ifesa para contratar a otros afines al PP; Jesús María Ortiz, por el mismo caso; o Carlos García Sierra, imputado por el uso irregular de fondos públicos por las presuntas irregularidades en contratos de una institución pública como la Diputación que pudieron derivar en el beneficio de empresas que gozaron de contratos por 12 millones de euros en concursos presuntamente diseñados para que los ganaran.

 

 

SIN LIMPIEZA NO HAY ACUERDOS

 

El líder de C's ha destacado que "no había ninguna posibilidad ni la hay" de alcanzar un acuerdo con el PP si este "no hace limpieza". Pero, ¿qué significa esto? La 'línea roja' que ha marcado Ciudadanos en este sentido es bastante clara. Rivera ha afirmado que "hace falta" que la dimisión de los imputados por delitos de corrupción política "se cumpla siempre", tal y como propone su partido entre otras medidas de regeneración democrática, como limitar aforamientos e incluir primarias y listas abiertas en los partidos.

 

Medidas muy concretas a pesar de los matices que quiere introducir en Salamanca Fernández Mañueco, que tendrá que firmar como candidato a la alcaldía el decálogo de regeneración, no solo como secretario regional, ya que la rúbrica de esta exigencia se ha trasladado hasta las últimas instancias; así que también se puede ver implicado Javier Iglesias como presidente provincial del PP. Y por lo que ha ocurrido en Madrid, esa salida de imputados se tiene que producir ya, y antes de la próxima reunión que está prevista para la semana que viene el PP salmantino tiene que haber firmado el decálogo de regeneración.

 

 

DEJARLO CUANDO SE ES IMPUTADO

 

En algunas de sus declaraciones de los últimos días, Rivera ha explicado que las dimisiones eran una "condición de sentido común" únicamente para "sentarse a hablar" con el PP o con cualquier otro partido, ya que para Ciudadanos es "condición sine qua non". "En ese caso creemos mejor dejar el cargo y defenderse en primera instancia. Es lo que planteamos y sirve para todos", ha hecho hincapié Rivera, matizando no obstante que a quienes no les gusten estas condiciones no tienen por qué pactar con Ciudadanos. "No es obligatorio llegar a acuerdos con nosotros, pero si nos piden apoyo queremos hacerlo de forma correcta. Si no se llega a acuerdos con nosotros no pasa nada, no es obligatorio llegar a acuerdos con nosotros, pero tampoco es obligatorio gobernar", ha advertido.