Paso hacia la confirmación

GRAN INICIO. La UDS visita el campo de la SD Huesca con la intención de sumar su décimo punto en cuatro jornadas. APUROS. El rival de los charros no ha logrado vencer aún en lo que va de Liga
ISABEL DE LA CALLE

La UD Salamanca disputa hoy el cuarto partido de Liga pleno de moral. Un fenomenal inicio de competición, sumando siete de los nueve puntos en juego, han hecho que el equipo comience a creer en sí mismo, en su juego y en su definido estilo.

Con un Óscar Cano al frente, que es el primero en creer en un estilo de juego para este equipo que está de acuerdo con su afición, el Salamanca viaja a Huesca con la intención de continuar invicto en la competición liguera. La plantilla unionista realizó en la mañana de ayer el último entrenamiento y en ella sólo faltaron Samuel Galindo, Toti y Mario Villoria, ya que Mario Rosas ha comenzado a ejercitarse prácticamente al mismo ritmo que sus compañeros.

La estrategia y las llegadas a portería contraria han sido las nociones que han basado la sesión, en la que Cano ha vuelto a explicar a los suyos cómo tienen que actuar en las jugadas a balón parado.

En esta jornada, el conjunto charro variará respecto al de semanas anteriores por la sensible baja del central Goikoetxea, lesionado durante la semana, y que tan buen equipo había formado junto a José Moratón en el eje de la zaga.

En cuanto se conoció la lesión del vasco, Cano ensayó en esa posición con Zamora, Arbilla y José Ángel, por lo que todos tendrán opciones de entrar en el conjunto charro, aunque el que más cerca está es el pamplonica Arbilla.

Por su parte, el rival de los albinegros pasa ya por serios apuros después de no lograr ninguna victoria en las tres primeras jornadas y sumar sólo un punto.

En esta categoría en la que las urgencias comienzan tan pronto, el gerente del club oscense, Raúl Ojeda, ya ha ratificado públicamente a Onésimo. Mala señal para el ex jugador y entrenador vallisoletano.